Se hunde niño en químicos y sufre quemaduras

0
66

SILAO.- Mientras andaba recolectando botellas de plástico, Sander se hundió en un montículo de polvo blanco, a un lado de un agujero de aproximadamente un metro y medio de profundidad.

Debajo de esa sustancia blancuzca, la temperatura asciende a más de 265 grados centígrados.

“Lo ideal es que ese montón de tierra se removiera, porque más gente puede sufrir daños, hasta las chivas y las vacas se han quemado”, dijo el abuelito paterno del menor herido, Marcelino Rodríguez Gómez.

“Antes no se murió el pobrecito Sander”, señaló don ‘Marce’.

La mañana del lunes 14 de marzo, Sander Manuel, de seis años de edad, caminaba junto con un primo de su papá.

El otro niño tiene 12 años y juntos recolectaban botellas para después venderlas en un centro de reciclaje ubicado cerca de donde ocurrió el accidente.

Sander se hundió en un bordo del montículo de polvo y José Rodríguez, mejor conocido como “Tachi”, alcanzó a salir y a él sólo se le enrojeció la piel de ambas piernas.

“En cuanto sintió lo caliente, Sander salió corriendo y parecía que se le derretía la piel de las piernas. Pobrecito, antes no se murió”, refirió su abuelo.

Cynthia Ontiveros, mamá de Sander, señaló que el daño más grave está en la rodilla izquierda.

“Tiene toda esa rodilla hinchada y como unos rasguños en la cara”, mencionó.

Víctor Manuel Rodríguez, el papá, les exigió a las autoridades retirar esas sustancias del terreno ubicado a un costado del campo de béisbol, en la comunidad Loma Plan de Los Sauces.

Sander está internado desde el lunes 14 de marzo en el Hospital General de Silao, pues sufrió una quemadura grave en la rodilla izquierda “y la tiene hinchada”.

El personal del Cuerpo de Bomberos, Protección Civil del Estado y Procuraduría de Protección al Ambiente ya realizó inspecciones en el lugar del accidente.

“No es la primera vez que pasa esto”, dijo el papá de Sander.

José Pedro Rodríguez, de 25 años, también se hundió en ese montículo y se quemó las plantas de los pies.

“Eso pasó hace como un mes, mi hermano ‘Peri’ también se hundió y se le hincharon las plantas”.

Marcelino Rodríguez manifestó que una de sus chivas se quemó las ubres cuando pasó sobre el montón de polvo blanco.

Los bomberos de Silao introdujeron una pala para medir la temperatura, la cual ascendía a más de 200 grados centígrados.

Se solicitó apoyo al Instituto Politécnico Nacional (IPN) para verificar qué tipo de químico es el que provocó las quemaduras, informó Bomberos de Silao.

El abuelo paterno de Sander sospecha que se trata de un herbicida o un químico para matar lombrices.

El tiradero de polvo se halla en un antiguo banco de materiales para la construcción.

Daniel Alberto Díaz Martínez, director del Hospital General de Silao, reportó el estado de salud de Sánder como estable. Presentó quemaduras de segundo grado en menos de 10% de su cuerpo, especialmente en las rodillas.

La mañana de hoy jueves el pequeño será trasladado a la Unidad de Quemaduras en Salamanca para ser valorado por cirujanos plásticos, y así determinar que no presente secuelas en las rodillas. Las heridas fueron profundas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here