Solidaridad, Justicia y transparencia para el bien común

0
165

Hace mucho tiempo que, para mantener vigente el perfil prospectivo de esta columna editorial que me hace usted el favor de leer, procuro hacer un adecuado acopio de información relativa a los temas, una importante cantidad de datos e información de carácter estadístico(elemento que tomó del acervo que se produce en la empresa que dirijo desde hace casi tres décadas ) y el ejercicio de reflexión editorial que ayude a anticipar escenarios en los temas políticos, de economía y gobierno de nuestro país y algunas veces para temas de carácter global.

Hoy pensé que sería mejor tratar de desglosar el tema con el que se convocaron algunos 40 000 jóvenes de distintas partes de toda la geografía mexicana.

Exigente, sin duda alguna, plantearse que las acciones de solidaridad deja de tener ese carácter si no tienen como premisa mayor el bien común. (No he escrito: los discursos sobre bien común) es decir, el mayor bien posible, el bien objetivo, tangible, medible… pero sobre todo transformador de las realidades que vive nuestra nación.

Justicia para el bien común. Nunca como ahora, ni cuando el país estuvo en manos de bandidos disfrazados de gobernantes en funciones que llevaron al país a condiciones de guerra civil, también llamada revolución mexicana, marcada con las peores barbaries de que tenga memoria histórica nuestra nación. Nunca como ahora donde la corrupción y la complicidad de gobernantes y delincuentes tiene al país con los más altos índices de crímenes dolosos de que se tenga memoria.

Transparencia para el bien común. ¿Entenderán los gobernantes de nuestro país, los proveedores, los contratistas… que la opacidad ha hecho un daño irreparable a México? Sin transparencia no hay confianza en ningún gobernante. Transparencia no es igual a simulación; entenderán que se hipoteca el futuro de muchas generaciones cuando los recursos que provienen de los impuestos de los mexicanos pasa a formar parte de los patrimonios personales de gobernadores y funcionarios ladrones.

Entenderá el presidente Peña lo que significa ser solidario con el pueblo de Ecuador o el de Colombia por los atentados recientes en sus países y no serlo con los mexicanos que siguen esperando los recursos para volver a tener una casa después de los sismos recientes… porque hoy es más creíble la versión de que se desviaron los recursos a campañas políticas y a sus cuentas personales en paraísos fiscales; después de casi cuatro meses siguen sin recibir los apoyos ofrecidos y publicitados en medios de cobertura nacional.

Se entenderá la justicia para el bien común cuando una docena de gobernadores está en serios problemas después de que ciudadanos de sus estados se animan a decir: ya basta. Por los niveles de corrupción que existen en sus gobiernos. Cuando hay gobernadores, como los de Tamaulipas, requeridos por “lavado de dinero” de procedencia ilícita, es decir, de las cuotas recibidas por los delincuentes, gobernadores, como el de Guanajuato que está ufano de haber hecho lo que está de su parte (así dijo) en materia de seguridad, cuando los crímenes dolosos se han incrementado de manera exponencial. ¿En qué consiste su parte?

Los jóvenes fueron convocados y acudieron en muchos miles a manifestar su idea del país que quieren, con un contexto religioso y en un lugar que tiene una especial carga histórica… El cerro del cubilete, sede del monumento a Cristo Rey para escuchar de voz del nuncio apostólico: “Háganse notar, hagan ruido. Hagan sentir su voz…

Algo tiene esta fórmula Iglesia Católica- jóvenes- momento histórico que hasta el dueño- candidato de MORENA les pide ayuda para orientar y evitar que los mexicanos de comunidades indígenas vendan sus votos al mejor postor.

Será que los movimientos y la Iglesia Católica si entendieron a quién y de qué manera hay que mandar los mensajes a los mexicanos y en la política nacional los candidatos de todas las versiones siguen haciendo “rounds de sombra”, es decir, ensayando si con una oferta para darles dinero logran liberar los votos de los jóvenes a favor de sus alianzas.

¡El México que veremos en unos meses no aguanta más deterioro en su cohesión social!

 

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here