Todología con Maiself

Estilos de lectores

A Su título es vago ¿a qué se refiere con eso? Ya sé que a las diferentes maneras en que se lee, pero ¿a qué se refiere con eso de estilos o maneras?

B Me refiero a cómo y qué lee alguien, lo cual varía según ciertos tipos de lectores. Por ejemplo, hay quienes sólo leen para estudiar algo y alcanzar un resultado práctico, como una calificación académica, o un reporte laboral

A Esos sería estilos de lectores obligados ¿verdad?

B Así es. Sería lectura de estudio, y al estilo de lector podría llamársele lector estudioso

A Hábleme de otros estilos de lectores

B Está el lector que lee por gusto el tema que le da la gana y que puede ser tan extraño como la sección amarilla de la ciudad de Nueva York, o un manual para el cuidado de mascotas raras como tarántulas o dragones de Komodo

A ¿Entonces los estilos de lector se clasifican según el tema de sus lecturas?

B No, también por el monto de ellas. Hay lectores ocasionales que sólo leen cuando se ven obligados a hacerlo, y hay lectores permanentes que leen a diario y de quienes se dice que tienen el hábito de leer: ¡como si leer fuese algo que tuviese necesariamente que implantarse como una rutina obligatoria, impuesta por presiones externas!

A ¿Hay algún otro criterio para distinguir estilos de lectores?

B Sí, y es el más personal: es el modo en el cual cada quien lee, de cómo ordena sus lecturas, de si lee libro por libro o lee varios libros simultáneamente.

A Entonces esos dos estilos de lectores podrían llamarse lectores organizados y lectores desorganizados…

B No: sólo e el caso del lector estudioso se podría hablar de desorganización, ya que respecto al lector por gusto, esto no sería aplicable, ya que cuando se hacen las cosas para darle gusto al gusto, se pueden hacer del modo en el que le dé la gana a uno, le parezca o no a los demás

A La gana siempre gana

B Desde luego. Y déjeme decirle otra cosa: yo soy un lector con curiosidaditis que, por gusto, leo de todo, y en las porciones y combinaciones que tienen lugar al capricho de mis estados de ánimo intelectuales, lo cual ocurre del mismo modo en el cual, de repente, silbo un fragmento de alguna de las miles de canciones o melodías que tengo como favoritas. Soy generalista en mi lectura por gusto, y sé que esto choca con la idea generalizada de que hay que leer sistemáticamente de un solo tema, o terminar todo libro empezado. Pero ese no es mi gusto, ni quiero ser especialista exclusivo de un solo tema. Dicho de otro modo, y el título de esta columna lo declara prístinamente: soy especialista en todo…y en nada.

Armando Gómez V.

Maestro. Investigador. Poeta. Ensayista. Periodista. Humorista. Bibliotecólogo. Conferencista. Tallerista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *