Una autopista con muchos despistados

AlfonsoMachuca
1.- Sólo le faltan algunos detalles.
Se ha hecho costumbre inaugurar tramos de autopistas. Las autoridades presentan las nuevas vialidades por tramos. Sólo así alcanzan a lucirse todos, en diferentes lugares, momentos y circunstancias.
Lo hicieron con la carretera Silao-San Felipe hace varios años. La vía tardó varios meses para transitarla y, una vez concluida, inaugurada y presentada, notamos que hacían falta señalamientos y muros de contención.
Al cabo del tiempo, nos damos cuenta que la carretera es una de las más peligrosas.
A inicios del sexenio, también nos presentaron el camino modernizado de Valenciana a Sangre de Cristo, rumbo a la montaña del Cubilete y, como por arte de magia, los baches aparecieron a muy temprano uso.
El tema se olvido en algunas semanas.
El famoso eje metropolitano que conectará a Silao con León, así como otras ciudades del corredor industrial, también avanza sin prisa. Su evolución pone a prueba la paciencia de casi todos.
El Eje lleva años en los pendientes y presupuestos, pero tras la nueva deuda de 4 mil millones de pesos solicitados por el Gobierno de Guanajuato, se ha considerado el acelerador que de nada servirá, pues finalmente, así se transita en la burocracia federal o estatal.
Para variar un poco, la autopista de León-Salamanca, inaugurada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, presenta varios detallitos que, para ser sinceros, significan omisiones lamentables, pero también varios millones de pesos.
Note usted. A la autopista le faltan 56 cámaras de vigilancia, 12 cámaras de detección automática, 54 teléfonos de emergencia SOS, seis estaciones de monitoreo de velocidad fijas y seis móviles, además de algunos señalamientos.
Casi nada.
2.- Llegan los nuevos diputados
Hoy a la media noche, los nuevos diputados electos llegarán a sus respectivas curules para demandar su dieta en tiempo y forma, pero sobre todo, aportar sus nuevas ideas y hasta caprichos.
De entrada, el dirigente estatal, Santiago García, ya mandó decir que en su fracción no se quedará ninguno de los asesores, empleados  o choferes de sus compañeros salientes. Su tiempo terminó.
El coordinador del PRI, Jorge de la Cruz, aceptó la recomendación de su jefe y, fiel al estilo que impondrán por los siguientes años, movieron las piezas y traicionaron los acuerdos políticos y sus palabras.
Los todavía diputados, Jorge Videgaray y su compañero de bancada, Luis Felipe Luna, no pudieron hacer nada. Su fuero se acabó y salieron molestos, sino es que encabritados, con su dirigente estatal, Santiago García.
El mismo que llega a la diputación en medio de demandas por fraude y con la omisión de la Procuraduría que, dejó ir la oportunidad  para capturarlo antes de obtener la absurda inmunidad política.
Bueno, el Procurador de Justicia se puede reivindicar este 10 de octubre, cuando concluya el alcalde de Silao, Enrique Solís, su mandato y ahora sí, citarlo en el asunto de la reportera agredida, cuyo caso sigue sin resolverse.

Alfonso Machuca

Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *