Una semana y que vengan las de a de veras

En una semana se terminan las precampañas, lo que cada quien quiera entender. Las precampañas son para decidir quién sea el candidato de cada alianza, es decir, son para decidir y en algunos casos para votar… si estimado lector; leyó usted correctamente, quien debe ser el candidato de cada alianza. (Aceptó que me reclame), tendrá que llenar el formulario que lo define como candidato de su alianza. Así que le llaman “legalmente precandidato a López mientras llega el 11 de febrero”, que ridiculez; al dueño de MORENA y candidato por doce años le llaman legalmente precandidato. A Meade los hacen candidato y eliminan toda posibilidad de otro suspirantes, hasta lo elogian sus contrincantes, pero por ahora solo debe llamársele precandidato. Bueno en el PAN hay hasta una convocatoria a los militantes para que acudan a votar el 11 de febrero por su precandidato Anaya. Es decir, el ridículo, por decir lo menos: los panistas deberán acudir a votar por su precandidato… ( es la manera de hacer válida la amenaza de que los borran del padrón de militancia si no acuden a “votar “… son tiempos de precandidatos y han gastado muchos millones de pesos en mandarles mensajes a la “militancia” para que nos enteremos todos de que ya son los candidatos pero que solo se les puede llamar precandidatos. Pocos temas más barrocos que este y con tan alto nivel de falsedad, hipocresía y falta de respeto a los mexicanos. Pero es la manera como se justifican los gastos de las autoridades electorales.

Al final esta farsa termina pronto y comienza la siguiente farsa: la presentación de plataformas y registros de los candidatos así como el registro de quién pase la prueba de las firmas y logre estar en la boleta electoral.

Los tiempos electorales que están por venir también son inéditos (no necesariamente interesantes) se tendrán que presentar unos documentos ante el INE que den razón de para qué quieren ser presidentes, que expliquen con que plataforma, con que documentos de base sustentan sus planes de gobierno, sus propósitos de dirigir la vida pública de este país….

Y como tomará un mes en empezar las campañas (ahora sí, las que prevé la ley y su agenda electoral) pues veremos toda clase de trucos para no bajarle a la comunicación política y poder llegar a la campaña con mejores posiciones en sus preferencias electorales.

Los “precandidatos” tendrán tiempo de revisar sus estrategias y aplicarse en los cambios de fondo que requieren sus procesos, si es que aprecian con seriedad ganar la elección. El de MORENA ya deberá estar trabajando en “mover” sus indicadores de encuestas; no ha logrado salir del porcentaje con el que empezó, es decir, su expectativa de crecimiento es la más baja de los tres precandidatos, no obstante que sigue arriba en las encuestas, su porcentaje de preferencia electoral (los que votarían por él) no crece. El del PAN crece en las preferencias electorales pero no a la velocidad que necesita y el del PRI no crece en sus preferencias.

No obstante que ya saturaron de discursos sin contenidos todos los espectros de medios y redes, tiene poco tiempo para producir los candidatos que la sociedad quisiera escuchar y ver.

Como todos decidieron ver a los ciudadanos como mercado de venta de ideas políticas; predominan los ciudadanos a la expectativa que ciudadanos involucrados en las iniciativas de los candidatos. Las alianzas con la sociedad será el ausente de los procesos.
Viene el tiempo de los independientes. Al final los tiempos de febrero y marzo será para los que logren ser incluidos en la boleta y si la propuesta de Ríos Piter progresa habrá un candidato independiente que atraerá los reflectores del proceso y les obligaría a cambiar nuevamente las estrategias para no perder los muy valiosos puntos que un candidato independiente les restaría a todos. .

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here