GUANAJUATO, Gto.– La Secretaría de Seguridad Pública del Estado activó los protocolos de seguridad a través de la Coordinación de Protección Civil por el robo de un carro tanque que transportaba ácido fosfórico en Puebla.

El ácido fosfórico es una sustancia cuyo uso doméstico está totalmente prohibido, es sumamente reactivo y si se combina con otras sustancias puede generar una explosión. Si se expone a altas temperaturas puede liberar vapores altamente tóxicos.

Puede causar daños e irritaciones en piel, ojos y mucosas y si se vierte en el agua daña la vida acuática.

Se trata de un carro tanque marca Retesa de tres ejes, modelo 2010, de acero inoxidable, mismo que almacena 35,720 litros de ácido fosfórico en forma líquida, y que iba articulado en un tracto camión marca Kenworth modelo T800 año 2012, color blanco con franjas de color rojo, azul y gris, con la leyenda ‘Autoquímicos’.

La unidad fue sustraída el día 22 de abril del presente, aproximadamente a las 23:00 horas, cuando pasaba la caseta de San Martín Texmelucan, Puebla.

Tenía como destino el municipio de Tlalnepantla de Baz, Estado de México.

En caso de localizar el químico, se recomienda a la población, no manipularlo y notificar el hallazgo al número de emergencias 911 o al 01 800 7147 911 de la Coordinación Estatal de Protección Civil.

Puebla robo transporte ácido

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here