LEÓN, Gto.- El sacerdote Alejandro Solalinde se reunió en León con la madre de Leonardo Reyes Cayente, el joven migrante de San Miguel de Allende que murió abatido por agentes de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) el 13 de diciembre pasado.

El sacerdote se comprometió a respaldar la solicitud para que la Fiscalía General de la República atraiga la investigación ante las dudas prevalecientes y la sospecha de que se trató de una ejecución extrajudicial.

Solalinde expresó su indignación por el caso y dijo que la situación de los migrantes representa claramente la crisis de derechos humanos que se vive en México.

La versión oficial de las autoridades estatales es que el joven y otras dos personas no identificadas (de las que no se sabe nada) estaban en un vehículo en la zona cercana a la comunidad de Corralejo de Abajo –de donde es originario Leonardo, lugar al que viajó desde Texas para pasar las fiestas decembrinas con su familia- dispararon a los agentes de FSPE cuando éstos se acercaron en una patrulla. 

La madre de Leonardo y sus abogados acudieron a León la tarde del jueves, cuando Solalinde daba una plática en el Albergue para migrantes `Galilea´. Allí los recibió y conversaron por varios minutos. 

Al concluir la reunión, Solalinde anunció que iniciará una campaña nacional e internacional para exigir justicia en el caso de Leonardo, así como la atracción de la investigación por la Fiscalía. 

El abogado de la familia, Juan José Padierna, comentó que la Procuraduría de Justicia del estado ha incurrido en varias omisiones en la investigación y que incluso han tenido que recurrir a un juez de control de oralidad para reclamar que se realicen varias diligencias. Situación por la que insisten en la atracción del caso por la autoridad federal. 

Desde fines de diciembre se había solicitado al Ministerio Público que pida los videos de las cámaras colocadas en algunos puntos de San Miguel para verificar la circulación de la patrulla de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE).

Ya que los agentes señalan que el supuesto enfrentamiento ocurrió después de las 3:00 de la mañana, pero la familia señala que vieron a los agentes junto al vehículo de Leonardo entre la 1:00 y 1:30 de la mañana. 

“También se les solicitó que pidieran los audios de los reportes a la cabina del C5 para saber a qué hora reportaron los hechos y la bitácora de los elementos desde la noche del 12 de diciembre a la mañana del 13 de diciembre…hasta la fecha no se había dado alguna respuesta por estos actos de investigación”, señaló el abogado. 

A los abogados tampoco se les había autorizado ingresar al corralón donde están los vehículos involucrados para tomar fotografías como parte de la investigación, sino hasta que recurrieron al juez de control, según denunció el abogado. 

“Supuestamente todavía no tienen el peritaje de criminalística, que cuando lo tengan nos van a entregar las copias (…) seguiremos haciendo la presión para que la Fiscalía general de la república atraiga el caso, presentaremos la petición por escrito”, anunció.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here