SILAO, Gto.- Todas las noches se vuelven un calvario y reina el temor en los comerciantes del mercado González Ortega, ya que después de las 19:00 horas bajan sus cortinas para evitar ser víctimas de la delincuencia.

Sin importar que están a unos metros del Jardín Principal, donde en esta temporada hay policías casi en cada esquina, Alberto Durán, quien tiene su negocio en el mercado afirmó que han bajado sus ventas hasta en un 60 por ciento a causa de la inseguridad que se vive y la gente ya no se acerca como antes a esta zona.

“Antes teníamos mucha gente por aquí, pero la verdad los robos en los alrededores han estado a la orden del día y eso ha hecho que ya nadie se acerque y peor si adentro no tenemos un guardia o policía que venga o se preocupen por nosotros”, comentó.

Así como él, Aurelio Torres, quien tiene desde 1984 su local en el mercado comentó con tristeza como han cambiado los tiempos y ahora el vivir de las ventas de su local de ropa ha sido una situación complicada, pues han bajado hasta un 80 por ciento debido a la inseguridad.

“Antes abríamos temprano y llegábamos a cerrar a las 11:00 de la noche, pero ahora, da miedo tener el local abierto después de las 7:00 pues de por sí no viene la Policía, ahora imagínate solos y sin nadie del municipio que venga”, expresó Aurelio Torres.

No pasan policías

Para Mónica Palacios, quien tiene su puesto de ropa para niños y con más de 14 años en el mismo lugar, la situación es casi igual, ya que afirma que la presencia de la policía dentro del mercado es nula y que solo entre los comerciantes se cuidan.

“Los locatarios tenemos miedo de la gente que pasa en ocasiones porque no sabes con que intensión vengan y como los pasillos a veces están solos, pues tenemos que andarnos cuidando entre nosotros. Es importante ver la presencia de policías dentro del mercado”, dijo.

 

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here