Pues ya se sabe que será el próximo lunes 6 a partir de las 11 de la mañana cuando el Fiscal general del estado, Carlos Zamarripa Aguirre, y el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Álvar Cabeza de Vaca, acudan a la Casa Legislativa para reunirse con las y los diputados que integran las comisiones de seguridad y justicia, así como la Junta de gobierno, la que ordena y manda en ‘nuestra’ suntuosa sede legislativa.

Tristemente, no será una comparecencia pública. La rendición de cuentas tiene todos los filtros que se le puedan poner desde el mismo poder que no quiere mirarse a sí mismo.

Después de la exposición a modo de la glosa del informe de gobierno de medio año de Diego Sinhue Rodríguez –que se convirtió en una tediosa enumeración de cifras que a nadie acabó importando-, los titulares de las áreas cuyo desempeño hoy por hoy están en la mira de miles de personas que habitamos este estado, regresan a la Casa Legislativa, y por si faltara, les preparan una visita todavía más cómoda.

No es una comparecencia, sino una mesa de trabajo.

No es una reunión pública, sino una encerrona privada.

No es un encuentro abierto a la participación de las y los 36 legisladores, sino sólo a quienes forman parte de las tres comisiones.

No hubo reticencia en la Junta de gobierno para acordar este formato, sino que fue acordado por unanimidad entre las y los coordinadores y representantes de las fracciones parlamentarias diversas que conforman la actual Legislatura.

No sabremos las y los guanajuatenses más allá que aquello que desde ese espacio cerrado se quiera dar a conocer.

Si se quiere.

Se convalidan silencios por aquéllos que tendrían que representar nuestra aspiración y exigencia de una rendición de cuentas en materia de seguridad, en la prevención, contención y procuración: las y los diputados, que están allí donde están por nuestros votos.

¿Quién nos garantiza que las y los diputados que se reunirán en la ‘mesa de trabajo’ con el Fiscal general y el Secretario de Seguridad les exigirán los resultados que evidentemente nos siguen debiendo en mucho?

Este gobierno no se articula para ofrecer hasta ahora nada que se acerque a una estrategia integral, interinstitucional y sobre todo, efectiva y contundente, contra la violencia, los delitos y la inseguridad, pero vaya que le sale bien articular complicidades para taparse entre diputados y funcionarios.

Más de 15 personas fueron asesinadas violentamente entre los últimos minutos del viernes y los primeros del lunes, este fin de semana, mientras tanto.

Se nos quedan a deber todas las explicaciones.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here