GUANAJUATO, Gto.– Una de las fiestas con más arraigo entre los capitalinos es el Día de las Flores, festividad que llena de color y alegría con flores y cascarones de huevo pintados, y que además marca el inicio de la Semana Santa.
Esta festividad data de finales del siglo XIX, con la celebración a la Virgen de los Dolores, considerada patrona de los mineros.
Es precisamente a esta virgen a la que se encomiendan los mineros antes de descender a las entrañas de la tierra a arrancar los preciosos metales que guarda.

El Viernes de Dolores llena las calles del centro de la capital del olor de flores y el color de los cascarones pintados con todas las formas posibles.
Las canastas de huevos pintados y llenos de confeti son parte medular de esta festividad. Cada año, decenas de puestos flanquean las calles desde la plaza de la paz hasta el Jardín Unión.
Aunque la modernidad ha alcanzado también a esta como a otras tradiciones. Los personajes cambian y este año reinan Spiderman, Batman y Los Vengadores, personajes de comics, que son los más solicitados entre los vendedores de cascarones.
Esta es una tradición que se mantiene viva gracias artesanos como la familia Palacios, cuyos integrantes desde hace 35 años ofrece miles de cascarones rellenos de fiesta en forma de confeti.

Cascarones Viernes de Dolores
La señora Palacios, cabeza de la tradición familiar de las figuras con cascarones del Día de las Flores.

Este arte fue transmitido a hijos y nietos y aunque las modas han cambiado, la esencia de la festividad es la misma.
Un ejemplo de esto son las épocas pasadas, en las que los jóvenes paseaban en el Jardín de la unión, las mujeres en un sentido y los hombres en otro.
Si un muchacho quería cortejar a una joven le ofrecía una flor. Si ésta la aceptaba, entonces caminaban juntos.

Viernes de Dolores huevos

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here