GUANAJUATO,Gto.- Choferes del área de limpia han descompuesto intencionalmente los vehículos de la dependencia con el fin de colapsar el servicio de recolección de basura, por lo que tendrán que contratar camiones particulares para poder hacer frente a las necesidades de la ciudad.

Alejandro Navarro, alcalde de la capital,  señaló que ordenó que se realizara una investigación por parte de la contraloría municipal, al total de los choferes de la dirección de limpia ya que en menos de un mes desde que se nombró como titular del área de servicios públicos municipales a Marco Figueroa, ocho camiones y camionetas de la dependencia tuvieron que entrar al taller por daños que se presume fueron causados intencionalmente.

El edil capitalino recalcó que considera que es un complot por parte de los empleados hacia el director y estos daños tienen un costo importante para la administración pública.

Camiones recolectores de basura (Foto de archivo)

“Yo creo que hay algo raro, que no es de Dios que le hayan descompuesto ocho camionetas, tenía 19 jalando y le descomponen 8, le quedaron 11 camionetas, le pedí que pusiera una denuncia en la contraloría contra los choferes sindicalizados, cada clutch cuesta de 13 a 15 mil pesos, creo que le están haciendo de chivo los tamales o le están poniendo el pie”.

Consideró que esta situación derivó de una reunión entre el titular del área, Marco Figueroa y el líder del sindicato “El Pipila” Julio Manzano en el que el funcionario pidió que se redujera el tiempo que dedican a la pepena los trabajadores, con el fin de hacer más eficiente el servicio.

Se colapsa el servicio de recolección de basura

“Hablaron el sábado con el líder sindical sobre el tema de la pepena y no le gustó nada”.
Detalló que en el contrato colectivo de trabajo, se estableció en la administración de Edgar Castro Cerrillo se considera que pueden hacer “pepena” de materiales reciclables, pero este vence este año y ya no se tendrá esta clausula para los trabajadores.

“Si Edgar Castro lo quiso hacer por un tema de tener los votos, pues es su rollo, nos esta ocasionando un desastre”.

Dijo que mientras los camiones se encuentran en los talleres, se contratarán camiones particulares de carga, los cuales tienen un costo de cerca de 3 mil pesos diarios.

“Con la gente de la Yerbabuena, ellos ponen diesel, cuidan sus camiones y como están por hora no pierden tiempo en la pepena, (los empleados) ya se jodieron, ya se fregaron, se suben a los camiones como macheteros”.

Aseguró que si esta medida provoca un paro de los empleados o manifestaciones “no tengo miedo de que hagan paro o se quieran manifestar, ya estuvo bueno”.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here