(Con información y fotos de Noé Laguna).

SILAO, Gto.- Cuando escucho los balazos Juan Manuel abrazó a su hijo de 4 años y le salvó la vida. En ese instante no supo que pasaba, pero no se detuvo a pensar y lo primero que hizo fue cubrir a su pequeño de los disparos que un hombre lanzó por todos lados el lunes por la tarde en la calle Alfareros, a unos pasos del barrio de La Piedad.

Era una tarde calurosa como la de estos días, adecuada para visitar a sus familiares; de pronto las ráfagas de una pistola se escucharon, los vecinos pudieron ver a un hombre con el arma en la mano disparando.

Ahí hubo 3 heridos; dos de ellos fueron Juan Manuel, un padre que traía a su lado a su pequeño de 4 años, también lesionado.

Ellos ni siquiera vivían en esa zona.
Frustrado por la impotencia y dolor de lo que pudo haber sido una tragedia mayor, Juan Manuel afirma que lo que más le pesó fue que por poco su hijo de 4 años muere en el lugar por una bala.

Ellos acudieron de visita a una vivienda de esta calle, pero nunca pensó que ese día pudo haber sido el último de su hijo.

“Estábamos mi hijo y yo con mi familiar platicando en la esquina de la calle cuando llegaron y dispararon, no sabíamos por qué era, pero empezamos a escuchar los disparos”, platica en entrevista para El Otro Enfoque.

Manuel afirma que en cuanto escuchó los balazos inmediatamente abrazó a su pequeño de 4 años, acción que le salvó la vida al niño, pues la bala solamente le rozó el cachete y el brazo.

“Eran las 6:30 de la tarde cuando una persona llegó corriendo y comenzó a disparar para todos lados. Yo cubrí a mi hijo y fue cuando nos rozaron las balas, fue una impotencia grande de no poder detener al responsable, quien de la nada desapareció de las calles”, comentó.

De no haber reaccionado Manuel así con su hijo la historia sería otra: gracias a que lo protegió, la bala les rozó a él y a su pequeño.

Tras ser lesionados, Manuel y su hijo, y otro joven más que pasaba por el lugar, fueron llevados al Hospital General en vehículos particulares, donde en la madrugada los dieron de alta.

colonia Alfareros Silao

    El punto del ataque a los dos adultos y el pequeño de 4 años.

 

 

Ahora, abraza a su hijo con sólo el susto que les queda de pensar que una bala pudo haberles costado la vida y no estarían contando lo ocurrido.

“El ataque no iba a nosotros, una persona disparó a todos lados y lo bueno es que sólo fueron rozones, pero al ver la sangre en la cara de mi hijo, entré en pánico”, concluyó.

Temor en Alfareros
A un día de que ocurriera la balacera en la calle Alfareros, vecinos de la zona comentaron que la situación de inseguridad es mucha, con todo y lo cual no pueden creer que una persona llegue y dispare así nada más.

Gabriel, dueño de una tienda ubicada en esta zona, comentó que la zona se ha vuelto peligrosa no sólo para los que caminan, sino para quienes pasan en coche, pues hay muchos topes y es ahí donde los ladrones se acercan en ocasiones para robar.

“Supimos que una persona disparó contra todos ayer y la verdad sí me asusta porque nosotros que tenemos un localito, vivimos con miedo de que una bala perdida pueda herirnos”, comentó Gabriel.

Asimismo, vecinos de la calle comentaron con cierto temor de que la situación es peligrosa en esta colonia, pero no quisieron dar más detalle por no meterse en problemas o represalias contra ellos o algún familiar.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here