1.- La inseguridad = Fracaso

El virrey de Silao, Tony Trejo, debe atender muy bien lo que el Observatorio Ciudadano advirtió sobre las estadísticas de inseguridad que se enfrenta día a día.

Su propuesta de campaña a favor de la seguridad es un rotundo fracaso y, aunque le incomode, es tiempo de evaluar con seriedad a su director de seguridad pública, Luis Felipe Lara Hernández.

El comandante es un elemento de carrera que cuenta con los conocimientos tácticos y operativos para dirigir la corporación, pero durante estos meses de desempeño, no ha sorprendido.

Sigue sumergido entre la confabulación de su personal, en la maquinación de sus más cercanos colaboradores y en la fallida estrategia de sanar la corporación de la corrupción que le acaba.

Ciertamente, tiene menos de 100 policías por turno para atender a los habitantes de la ciudad y las comunidades, pero ha fallado en contrarrestar los saltos en la calle y los robos en casas habitación. Lo más básico, dirían los ciudadanos.

La sensación de inseguridad permanece.

Los silaoenses han enfrentado robos con violencia, asaltos a mano armada en pleno centro de la ciudad, asesinatos durante la noche y hay bastantes víctimas colaterales que han fallecido sin deberla ni temerla.

Objetivamente, habrá que reconocer que los delitos han disminuido, pero la gente sigue con el temor, con la angustia de que una bala pueda asesinar a su más cercano “por accidente” o “por equivocación”.

Y justo es lo que ha fallado: la percepción.

Y es que además de la inseguridad, habrá que sumar la impunidad, la lentitud para atender el 911 y otros aspectos de anarquía que se ven y se viven en la zona del virrey silaoense, por cierto, muy cercanos a los cerros de la montaña, donde cada viernes, los funcionarios haces sus propias fiestas.

Y es que, en los reinos, si el ejemplo no permea, los resultados tampoco.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here