1.- Los consejeros de SAPAS ya preparan su aumento

Mire usted. Un consejero de SAPAS que hace prácticamente nada, gana al mes 10 mil 983 pesos. El director general, léase Ivón Solís Constantino, se lleva 60 mil 102 pesos mensuales, además de despensa, gastos de representación, etcétera.

Los otros directores, como los de área, léase José Luis Ruiz o Juan José López, reciben al mes 50 mil 575 pesos y, los jefes de departamento -que no son pocos- se llevan algo así como 27 mil 180 pesos mensuales, lo que ni usted ni yo logramos reunir con doble turno laboral.

El acuerdo lo impulsa decididamente el presidente de SAPAS, el priista Víctor Hugo Ramírez Nieto, amigo cercano de la directora general, quien no ha explicado cómo está eso de andar recontratando gente que ha hecho perder dinero al organismo operador de agua.

Hoy, los consejeros presentan su proyecto de Sorteo Anual que premia a los usuarios cumplidos o, mejor dicho, aquellos usuarios que pagan los salarios de los funcionarios de primer nivel del organismo operador del agua.

2.- Toño Trejo y su flaquísimo informe

Por cierto, dicen que a la presentación asistirá el presidente municipal, Toño Trejo, quien no aparece públicamente desde el asesinato de uno de sus comandantes, Erasmo Fuentes Damián, a quien despiden hoy con una misa y sin los honores correspondientes por causas bastante desleales e injustificables.

Pero no crea que Trejo Valdepeña no aparece en escena por el crimen, sino porque anda bien atorado con el tema de su Informe de Gobierno que, dicho sea de paso, presenta este viernes a los ciudadanos en el nada menos majestuoso Polideportivo, que dejó bien bonito su antecesor, Juan Antonio Morales Maciel.

Habrá que ver cómo sale Trejo en su informe, porque a decir de los que saben, los números no andan muy bien, pero, sobre todo, las opiniones de los ciudadanos tampoco, pues las encuestas lo reprueban con poco menos de 5 puntos. Su falla del primer año: la inseguridad, por supuesto.

3.- Navarro olvida las fiestas patrias

El que también anda bien preocupado es el alcalde de Guanajuato, Alejandro Navarro, pues desde que eliminó el desfile para la presentación del bando solemne de las Fiestas Patrias, no encuentra cómo llenar los eventos que invita.

Nadie sabe y nadie supo por qué el edil capitalino eliminó el tradicional desfile de las Fiestas Patrias que protagonizaban algunas escuelas de Guanajuato y funcionarios municipales. Recordará que cada año, el Ayuntamiento y su presidente, pegaban el bando solemne en Presidencia, Mercado Hidalgo y Alhóndiga.

Pero este año no lo hizo Navarro Saldaña. Quizás porque se le olvidó que año con año se realizaba, o quizás porque tenía una ruta que cubrir en la zona sur de Guanajuato, a propósito de sus pininos de conductor de autobús urbano.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here