1.- El Virrey de Silao

Casi nadie en la isla azul habló de los 100 días en el gobierno, salvo algunos virreyes quienes decidieron “pasar” la fecha de muertito, no sólo porque no hay nada qué presumir, sino porque además están más que limitados por el desabasto de gasolina.

Ni para eso les alcanza, pues.

Lo que llamó la atención este fin de semana, fue la medición que le hicieron al virrey de Silao, Ruoño Estrejo, quien ha perdido adeptos en sus primeros 100 días de gobierno, además de que muchos ya advirtieron que le darán la espalda, si sigue con malas decisiones.

Y eso que todavía no se dan cuenta de quien gobierna realmente, es un consejero de apellido Jalbán.

El dato es relevante, porque el virrey llegó con bastante ímpetu a gobernar ese pedazo de la isla azul, pero los resultados son tan limitados en sus primeros días de gobierno que, sin más ni menos, decidieron omitir algún informe o algún dato importante del periodo.

Un lector de esta columna aseguró que el único cambio que se ha visto en Silao, es el de circulación en algunas calles de la ciudad, pero hasta ahí.

Tampoco hay que exagerar, habrá que reconocer que el virrey Estrejo se vio bien con bajarse el sueldo; se vio bien con abrir el estacionamiento de presidencia, se vio bien con activar algunos agentes policiacos y hasta presumió su gran sacrificio de ir caminando a ver la virgen de San Juan por el milagrito de no regarla tan pronto.

A ver que tanto le dura el sacrificio.

2.- Los feudos no llegan con al patriarca

El gran patriarca AMLO dejó bien plantados a los feudos del terruño, quienes como lo había anticipado, ya tenían todo un despliegue de reclamos fiscales, a propósito del desabasto de gasolina en toda la isla azul.

El pergamino de peticiones, con firma de todos ellos, incluía una solicitud para abrir los ductos de PEMEX y deducir los gastos que se hicieron en gasolina, cuyas estaciones han dejado de cobrar con tarjeta, debido a las largas filas de autos. Toda compra es en efectivo, cuyos pagos no pueden ser deducibles.

A decir de los enterados, los feudos estaban muy dispuestos a recibir al patriarca AMLO, pero éste decidió atender la emergencia del Hidalgo, donde le prendieron fuego al escándalo del desabasto de combustible y de pasada asesinar a casi un centenar de inocentes personas.

Así que en medio de la crisis, el gran patriarca seguirá en la batalla, como parte de su estrategia anticorrupción, donde los beneficios han sumado también millones de pesos en pérdidas, además de bajas en la producción y ocupación hotelera.

Por cierto si alguien ve al representante de la cámara baja del partido de los morenos, léase Erchesto PRIeto, avísenle que en el comité no se ha pido pagar el agua, ni la luz, debido a que tiene castigado a sus propios compañeros.

La crisis del partido del gran patriarca, mantiene una división simulada de las tribus que ahí gobiernan y donde el rey no tiene injerencia alguna, debido al pacto de civilidad que ha firmado con todos ellos.

Mientras pagan los morenos, las giras se suspenden, la gasolina de Texas llega, los virreyes omiten sus 100 días y el rey festeja porque, en los últimos días, Guanajuato dejó de ser cuna de asesinatos y violencia.

Ahora es sede nacional del huachicol.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here