GUANAJUATO, GTO.- A sus 66 años, Ernestina Luna no conocía el mar, un viaje a Ixtapa- Zihuatanejo la inspiró para escribir la historia con la que ganó el tercer lugar nacional del concurso literario “Memorias del Viejo y la Mar”.

“Ernes”, como la apodan cariñosamente sus amigos, encontró en el Centro Gerontológico de Las Teresas, una distracción, después de enviudar hace 5 años. “Me ayudó a salir de la depresión”, relata.

A sus 66 años, durante un viaje que organizó el centro gerontológico a Ixtapa-Zihuatanejo, pudo conocer finalmente el mar.

Premio a mujer adulta
La mujer de 66 años gana concurso nacional, tras conocer el mar de Ixtapa

Relata que al principio, las olas de la costa grande de Guerrero la impresionaron e incluso la asustaron un poco, pero logró entrar al agua.

“Fue (una experiencia) inolvidable y muy bonita, mis compañeros me rodearon y me ayudaron a perder el miedo, hasta recuerdo que perdí mis chanclas y me ayudaron a recuperarlas.

“Me sentía como un bebé, en el camino iba viendo todo… y todo me emocionaba, nunca había tenido la oportunidad de ir a un viaje así”, contó Ernestina.

Esos cuatro días frente al mar, la inspiraron para escribir su historia:“El Mar, Mi sueño” y enviarla al concurso “Memorias del Viejo y la Mar”, organizado por la Secretaría de Marina Armada de México.

“Pensé que no iba a ganar, pero me dieron la sorpresa, se siente muy bonito”, dijo Ernestina al tiempo que mostraba orgullosa sus diplomas.

Aseguró que ganar este concurso la ha inspirado para continuar escribiendo y la literatura se ha vuelto un motivo importante en su vida, ya que aparte, es una ávida lectora de varios géneros literarios.

“Voy a seguir escribiendo y entrando a concursos, se siente muy bonito ganar, además de premio me dieron una mochila con libros y los voy a leer todos”, aseguró.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here