GUANAJUATO,Gto.- En el 2018, la inseguridad en el estado costó 380 mil millones de pesos, un 100 por ciento más que en el 2015, señaló el secretario general del Comité Directivo Estatal  del PRI, Armando de la Cruz Uribe.

En rueda de prensa, el priista acusó que la escalada de violencia ha comenzado a tener impacto en la economía del estado debido al cierre de negocios, la caída de inversiones y la baja afluencia en el negocio de turismo y entretenimiento.

El priista dio a conocer las cifras del Índice de Paz México 2019 que señalan que el costo de la inseguridad en nuestra entidad se duplicó al pasar de 178 mil millones de pesos en 2015 a 380 mil en 2018, además de que estás cifras superan al doble la media nacional y en cinco veces el de otras entidades federativas como Yucatán, uno de los estados menos inseguros del país.

De la Cruz Uribe señaló que en el estado ya han cerrado 5 mil empresas, principalmente medianas y pequeñas debido a la inseguridad, aunque aclaró que no todas estas han sido víctimas directas de la delincuencia, ya que solo el 16 por ciento reportaron ser víctimas del delito como la extorsión y el llamado “cobro de piso”, pero alrededor del 70 por ciento tuvieron que cerrar por las bajas ventas, ocasionadas por la inseguridad ya que “hay ciudades como Celaya y Salamanca que a las 8:00 de la noche se quedan desiertas y ya no sale la gente”, dijo.

Aseguró que otra de las industrias afectadas por la inseguridad es el sector turismo y además comentó que las cifras oficiales no corresponden a las reportadas por los gremios de prestadores de servicios.

Al respecto ejemplifico que en la capital, “el gobierno municipal informó que la ocupación hotelera alcanzó el 80 por ciento, los hoteleros refieren que se ubicó en el 62 por ciento y que la baja en la ocupación, según las cifras de la administración municipal fue del 4 por ciento, el gremio reporta una caída del 8 por ciento en este rubro”, añadió que Celaya, Irapuato y León también se vieron afectados, con una baja de hasta el 20 por ciento.

Aseguró que la inseguridad cuesta a cada ciudadano 53 mil pesos, esto es el doble que la media nacional y cinco veces más que los 10 mil pesos que le cuesta a cada uno de los ciudadanos de Yucatán.

Señaló que lo anterior provocó que la economía en el estado “solo creciera 1 por ciento y no 4.5 como se había esperado para el 2018”.

Por último, consideró que para mejorar la seguridad, es necesario aumentar el número de policías, ya que en el estado se tiene una tasa de 189 policías por cada 100 mil habitantes, una de las más bajas del país.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here