GUANAJUATO, Gto.- Resultado de los actos de investigación realizados por la Fiscalía General del Estado (FGE), se obtuvo sentencia condenatoria en contra del ex Director de Adquisiciones de la Secretaría de Finanzas y Administración en el periodo 2006-2012, Eduardo García Sánchez, por el delito de fraude.

A Laura María Jaramillo Esparza Farías, señalada como cómplice del exfuncionario, se le sentenció a 5 años de prisión, mismos que prácticamente ya cumplió internada en el Cereso de Puentecillas, pues desde fines del 2013 fue detenida y sujeta a proceso.

En un comunicado de la Fiscalía General del estado, se indicó que en el mes de noviembre del 2012, el gobierno del estado detectó diversas compras ilícitas que se habían realizado de productos y cuyo precio estaba inflado, descubriéndose así el fraude y la red de corrupción en la que estuvo coludido uno de los funcionarios que laboraba en la Secretaría de Finanzas y Administración, Eduardo García Sánchez.

Según la acusación hecha por la Fiscalía, García Sánchez estructuró la forma en que tres empresarias participaron en la comisión del delito antes mencionado, que superó los veintisiete millones de pesos.

El Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción los acusó de cometer el fraude en agravio del Patrimonio de Gobierno del Estado de Guanajuato, el cual se gestó a finales de 2009 y principios de 2013, en el sexenio de Juan Manuel Oliva Ramírez e inicios del gobierno de Miguel Márquez Márquez.

En el mes de julio de 2013 se obtuvo la orden de aprehensión para su captura.

En noviembre de 2013 se informó sobre la detención de Esparza Farías, quien fue capturada junto a otros involucrados en la estafa millonaria, cometido por medio de diversas empresas que cobraban como falsos proveedores, a través de facturas apócrifas con cargo al erario del Estado.

En este comunicado la Fiscalía omitió señalar que de los siete detenidos como presuntos cómplices del exfuncionario, sólo una mujer quedó sujeta a proceso penal; los demás libraron la acusación.

 García Sánchez estuvo prófugo en el Estado de Jalisco donde en Julio de 2016 se cumplimentó el mandamiento judicial, quedando formalmente preso, y así permaneció en el tiempo en que se desarrolló la causa penal que se prolongó por casi tres años.

 Un juez emitió la sentencia condenatoria por el delito de fraude, por el que Eduardo García Sánchez purgará una pena privativa de la libertad de 11 años así como el pago de $25’303,841.00 pesos a Gobierno del Estado.

En lo que corresponde a Laura María Jaramillo Esparza Farías, fue condenada a 5 años y seis meses de prisión por el mismo delito, además del pago por reparación del daño a Gobierno del Estado por la cantidad de $4’773,452.90 pesos.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here