GUANAJUATO,GTO.- El gobierno capitalino desplazó la dirección de Catastro y las oficinas del Predial para poder habilitar dos confortables salas: una para la Secretaria Particular y la otra se convirtió en un área de descanso con cómoda sala y hasta cuenta con televisión.

Esta nueva sala de descanso se encuentra en la zona donde se dañó un muro histórico en los trabajos de remodelación.

Así se documentó el daño que sufrieron los muros en la presidencia municipal.

El pasado mes de enero se dio a conocer que uno de los muros originales y catalogados de la Presidencia Municipal de la capital fue dañado por consecuencia de trabajos de la ampliación.

Pero además la obra fue realizada sin contar con un permiso previo emitido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Como al inicio de la obra cuando la autoridad municipal dijo desconocer quién había solicitado la obra, ahora también no tienen conocimiento de quién realizó la solicitud de los muebles para equiparla. 

“El origen es simplemente unas salas de reuniones y ese fue el motivo de que se habilitaran, no sé bajo quien está en la administración interna de ahí (de las oficinas). No tengo ahorita lo que es el documento del centro gestor que me hizo la petición (…) insisto en un principio lo que solicitaron fue para llevar a cabo dos salas para reuniones, ya el equipamiento no corresponde a Tesorería Municipal, corresponde a quien va a estar a cargo de esas áreas”, señaló el Tesorero Municipal, Juan Antonio Valdés Fonseca.

Valdés Fonseca insistió en que no está cargo de la construcción y no recordó la solicitud a nombre de quién llegó.

Cabe recordar que el propio Presidente Municipal, Alejandro Navarro Saldaña aseguró días después que el muro tendría que volver a su estado por petición del INAH.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here