1.¿Alcanzarán los pactos azules?

Las definiciones en el PAN sucederán esta misma semana, durante la convención azul en la que participarán cerca de 2 mil panistas, quienes elegirán al próximo Consejo Estatal, órgano indispensable para la toma de decisiones en la contienda interna.

En el equipo del senador, Fernando Torres Graciano, hay optimismo, tranquilidad y realismo, sobre todo cuando saben que no hay competencia que pueda contrarrestar la nómina oficial que trae el Secretario de Desarrollo Social, Diego Sinhué Rodríguez.

El mismo escenario se pinta en el equipo del “delfín” del Gobernador, aunque reconocen que su mapa de dominio no es el estado en su totalidad, sino varios municipios que ciertamente definen elecciones en el 2018. ¿Será?

Ambas fuerzas se declaran bajo un equilibro por parte de la dirigencia estatal, de tal manera que los suspirantes saben que todos se necesitan para la contienda del 2018, así que no dude que, desde este momento, ya existan negociaciones concretas.

Por ejemplo, para el consejo estatal, el pacto entre ex diputado Luis Alberto Villareal y el gobernador, Miguel Márquez, parece rendir frutos, sobre todo para el futuro político del Mandatario guanajuatense.

Ambos han palomeado algunos nombres para el Consejo Estatal azul y prometen desplazar a los consentidos de Torres Graciano, quienes según dicen, están muy bien cuidados por los encargados de la contienda del próximo domingo.

Quizás suene exagerado, pero el 11de diciembre se decide prácticamente el futuro del estado de Guanajuato.

2.- Diputados distraídos y divididos.

Y es que, en el lado de la oposición, léase PRI, la división interna y la serie de señalamientos que se hacen entre ellos, no sólo desanima al electorado, sino que los exhibe como el peor partido de la siguiente contienda.

Los tricolores saben que el 2018 será el proceso más difícil que puedan enfrentar, pues contrario a ponerse de acuerdo, han decidido mostrar su radicalismo, desde las curules del Congreso del Estado, hasta los escenarios donde se presenta el Presidente, Enrique Peña Nieto.

Ya lo vio este fin de semana, con la llegada de algunos cenecistas de San Francisco del Rincón, quienes enviaron un mensaje al Presidente de la República, a propósito de los fraudes que hicieron sus correligionarios en Guanajuato, en un programa de vivienda organizado por él.

Los sospechosos de los desvíos de dinero, según los quejosos, son precisamente algunos diputados y diputadas del PRI, quienes tampoco lograron que los funcionarios del Gobierno del Estado, les explicaran el presupuesto 2017.

Bastante benevolencia de una oposición tan convenenciera.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here