GUANAJUATO, Gto.– Policías municipales de la capital fueron denunciados ante el Ministerio Público por la presunta detención arbitraria y tortura de tres jóvenes, entre ellos un menor de edad.
Mario Márquez, padre de los afectados, denunció que el miércoles 7 de noviembre, al menos siete elementos de la Policía Municipal irrumpieron en su casa, sacaron a sus hijos y se los llevaron hacia el cerro El Orito donde, según consigna la denuncia formal, los golpearon, electrocutaron y después les “sembraron” drogas y cuchillos para encarcelarlos en las celdas municipales.
Márquez afirmó que esto fue una represalia por una discusión previa que había tenido con los elementos, derivada de una detención ocurrida en septiembre, afuera de su domicilio en Ladera de Gavilanes.
“A mi muchacho lo detuvieron aquí afuera de la casa, salimos y les preguntamos por qué se lo llevaban y contestaron muy prepotentes que tenía un foco con residuos de cristal, sus hermanos comenzaron a grabar cómo lo trataban y los amenazaron”, explicó.
El hombre admitió que su hijo tiene problemas de adicción,  pero sostuvo que “en ese momento no estaba haciendo nada; nosotros estábamos ahí con él”.
Por esta detención que calificó como arbitraria,  el hombre interpuso una denuncia ante el Ministerio Público, por lo que considera que la agresión fue en represalia de la acción legal.
Detalló que fue este miércoles cerca del mediodía, cuando sus tres hijos, de 15, 20 y 26 años estaban en la casa, donde también tiene una vulcanizadora, cuando los elementos llegaron en la patrulla numero 117 e irrumpieron en su casa para llevarse a sus hijos.
“Pasaron burlándose; les dijeron ´pinches chillones. Mis hijos no les contestaron, se dieron la vuelta y se metieron a la casa, golpearon a mi hijo más chico de 14 años, al de 26 lo sacaron y lo aventaron a la carretera, al otro también lo estaban golpeando”, relató.
Uno de los jóvenes afectados contó: “nos aventaron en la patrulla, nos llevaron a El Orito, ahí había más policías, uno sacó su pistola y me apuntó en la cabeza, pensé que me iba a disparar, pero sólo me pegó con el arma, me desmayé y cuando desperté tenía sangre en la cabeza y vi sangre en la patrulla, le dije que me había descalabrado y me contestó ´me vale madre´.
Denuncio que una vez en el cerro, los oficiales “los golpearon y les dieron descargas eléctricas con unas lámparas que traían”.
Agregó que el encargado de cuidar la zona ecológica se dio cuenta de la golpiza y a pesar de que le pidieron ayuda, se negó y solo se quedó observando.
Tras la agresión los jóvenes fueron llevados ante el juez calificador con cargos “sembrados por los oficiales”, aseguró el muchacho.
“Cuando íbamos bajando en la patrulla, hablaron por teléfono y dijeron ahí te llevo dos, ahorita te digo que les pongas, cuando llegamos los policías dijeron que traíamos cuchillos y un picahielos, además de una bolsa con cristal y que los habíamos querido agredir”, detalló.
Aseguró que los cuchillos y el picahielos fueron tomados por los oficiales cuando entraron al taller, ya que son herramientas para su trabajo en la vulcanizadora; además se llevaron las llaves de un taxi en el que trabaja.
Tras la detención, los padres de los muchachos acudieron a pagar la multa para liberarlos, la cual fijada en 6 mil pesos por cada uno, pero tras hablar con el juez calificador este la estableció en mil pesos por detenido.
El pago de esta multa quedó establecido en los recibos, SE85929 y SE855930 en los cuales se establecen el pago por concepto de “INF AL BANDO DE POLICÍA Y BUEN GO MULTA ART 34 FRACC IV Y XV Y 41 FRACC VI BP Y BG INGR MPIO DEGTO OP211614”
El Artículo 34 fracción IV y XV del bando de Policía y Buen Gobierno de Guanajuato establece a la letra “Son infracciones contra la seguridad pública las siguientes:
IV. Portar visiblemente en la ciudad o percutir armas de postas, diábolos, dardos o municiones contra personas o animales.
XV. Resistirse al arresto”.
En tanto el Artículo 41 Fracción VI a la letra consigna “Artículo 41. Son infracciones que atentan contra el civismo:
VI. Dirigirse a una autoridad con frases o ademanes que según la costumbre y el sentido común, sean incorrectos”.

Recibo por la multa impuesta.

La versión oficial.
El parte público de novedades emitido por el área de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad Pública, informa de la detención “10:47 HRS. PORTACION DE ARMA BLANCA
INFORMA POLICIA SEGUNDO CON PERSONAL A BORDO DE LA UNIDAD SP-117 INFORMA SOBRE RECORRIDO DE SEGUIRDAD Y VIGILANCIA EN LA TERRACERIA DE LA ENTRADA DEL PARQUE EL ORITO UBICA A 2 MASCULINOS DE LOS QUE AL SER INSPECCIONADOS UNO DE ELLOS INTENTA AGREDIR FISICAMENTE A UN POLICIA CON UN PICA HIELOS SIN LOGRARLO; POR LO YA MENCIONADO SE LOGRA LA DETENCION DE AMBOS MASCULINOS LOS CULAES SON TRASLADADOS AL AREA DE BARANDILLA ANTE EL OFICIAL CALIFICADOR EN TURNO QUIENES DIJERON LLAMRSE, ANGEL DE 20 AÑOS DE EDAD CON DOMCILIO LADERA DE GAVILANES COLONIA SAN JAVIER Y RICARDO DE 25 AÑOS DE EDAD MISMO DOMICILIO QUEDANDO INGRESADOS ADMINISTRATIVOS”.
Por la denuncia, el Ministerio Público abrió la carpeta de investigación 116425, por el delito de allanamiento de morada en contra de quien resulte responsable.
Ricardo quedó con un moretón en un ojo, mientras su hermano Ángel tiene varios moretones en el cuerpo y marcas de quemaduras, presuntamente causadas por las descargas eléctricas.
La familia dijo sentir temor de nuevas represalias, ya que los oficiales han pasado por afuera de su casa, durante los recorridos de vigilancia, y que incluso cuando los jóvenes fueron liberados y al saber que se dirigían al Ministerio Público, uno de los uniformados “se burló” y dijo “otra demanda, que tiene al fin ni nos hacen nada”.
Por lo anterior, piden al alcalde Alejandro Navarro y al Procurador de Justicia del Estado de Guanajuato, se investigue a fondo la agresión y los responsables sean castigados.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here