SALVATIERRA,Gto.-  El 11 de enero de 2019, Agustín Medina Santos con domicilio en Salvatierra desapareció en Los Reyes, Tlalnepantla, Estado de México, sin que hasta el momento se sepa de su paradero.

En entrevista exclusiva para EL OTRO ENFOQUE, su esposa habló sobre la extraña desaparición del trailero de 42 años de edad.

Relató que la última comunicación que tuvo con él fue el 11 de enero a las 11:36 de la noche, cuando le aviso que se quedaría en la empresa “Consorcio Depcel” ubicada en el lugar antes descrito para descargar la mercancía proveniente de Nuevo Laredo al otro día.

“Me dijo que estaba muy cansado porque ya tenía tres viajes seguidos, que se iba a quedar en la empresa, que cenaría y se dormiría, eso fue lo último, después ya no supimos nada de él”, mencionó.

Comentó que su marido trabajaba en la empresa de transportes de carga “Gershe” en Irapuato, Guanajuato y que su ruta era zona Bajío- Nuevo Laredo y Nuevo Laredo- México. Añadió que un día después de su desaparición la compañía dio de baja a Agustín.

“Me dijeron en la empresa que no lo iban a liquidar y que lo dieron de baja (del Imss), además me dejaron sus cosas en una bolsa negra en la puerta de la empresa”, señaló.

La señora Angélica, esposa de Agustín refirió que tras su desaparición se trasladó a Tlalnepantla a interponer la denuncia correspondiente pero fue hasta el 15 de enero –tres días después- que la agencia del Ministerio Público la hizo formal, sin embargo hasta el momento no ha tenido avances en la investigación.

La denuncia quedó asentada como desaparición forzada o entre particulares, comentó.

¿Qué le dijeron las autoridades tras la denuncia por desaparición?, preguntó la reportera a la señora.

“Pues lo de siempre, que se pudo a ver ido con otra persona (una mujer)”, respondió.

Contó que existe un vídeo donde se ve a un hombre salir corriendo por la reja de la empresa, pero no se sabe si es su esposo o alguien más porque las imágenes son de baja calidad aunado a que la persona portaba una gorra, así ques su incentidumbre es mayor.

Recordó que la unidad marcada con el número 242 se quedó dentro de la empresa a la que Agustín había llegado para descargar y nadie supo más de su marido.

La preocupación crece todos los días al no saber de él pues además era el único sustento de su familia, ya que su hija de 11 años fue diagnosticada con fracturas patológicas y un tumor en el fémur que está siendo revisado para descartar que sea maligno mientras que su suegra padece metástasis, por lo que la comunicación era constante entre ellos, de 4 a 5 veces al día.

Ante esta situación, su hija de 19 años se convirtió en la proveedora de su hogar, pues estudia y trabaja para sacar adelante a su familia y subsisten con los apoyos que les brindan otros familiares.

Narró que uno de los compañeros de su esposo -con quien lleva más de 20 años casada- le mostró una foto donde se logra ver que el interior del camarote esta todo revuelto e incluso hay cabellos de Agustín tirados en el lugar, como si alguien se lo hubiera cortado.

“Es una foto terrible, eso me causo más preocupación porque se ve revuelto el tráiler, algo paso ahí”, dijo.

Narró que su esposo no era una persona problemática y era muy dedicado a su trabajo pues por la enfermedad que padece su hija y su suegra él siempre cumplía para asegurar su bienestar.

Agregó que en su tiempo libre su marido iba al gimnasio pues era uno de sus pasatiempos favoritos. Con tristeza recordó que el 17 de febrero fue el cumpleaños de su compañero de vida y la pasaron sin él, convirtiéndose en uno de los momentos más duros para ellos.

El día en que desapareció vestía pantalón de mezclilla azul, playera negra o gris, tenis blanco con azul marca Lebrón, es de ceja y barba abundante y tiene un tatuaje en el brazo derecho de la Virgen de Guadalupe en colores, con una rosa roja abajo

La señora Angélica pide el apoyo de la ciudadanía para localizar al señor Agustín Medina Santos, refirió que si alguien lo ha visto o saben de su paradero se comuniquen con ella a través de Facebook que lleva el nombre de su esposo.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here