GUANAJUATO,Gto.- Decenas de automovilistas tuvieron que pasar la noche haciendo fila para conseguir algunos litros de gasolina tanto en la Capital y como en Silao.

Hasta este martes, el abasto de combustible no se había regularizado, por lo que la desesperación de los usuarios comenzó a hacerse más latente, ya que algunas personas no han podido trabajar por falta de gasolina.

En la gasolinera Noria Alta, propiedad de Eduardo Knapp, usuarios optaron por pernoctar en sus vehículos con la esperanza de conseguir combustible.

Un taxista señaló que perdió todo su turno de trabajo ya que se la pasó haciendo fila y no pudo trabajar.

Otro automovilista  comentó que ha tenido que faltar al trabajo ubicado en León, ya que en dos días ha podido conseguir gasolina.

En este punto,  la fila se extendió cerca de tres kilómetros llegando casi al Puente Piloto.

Ya que, aunque no había servicio, los usuarios decidieron permanecer en la fila a la espera de que se surtiera el combustible de nuevo.

En tanto, en la gasolinera Mobil y la operada por el DIF estatal la situación no fue diferente, pues aunque en estos puntos sí hay gasolina, solo se oferta “Magna”, y está racionada a 20 litros por usuario.

Estos casos fueron similares a los presentados en Silao, donde desde muy temprana hora, automovilistas se plantaron en la gasolinera Mobil, ubicada en la carretera Silao-León, para lograr cargar algo de combustible.

Y es que, al no conseguir gasolina en otros establecimientos, los usuarios decidieron hacer fila en dicha gasolinera, situación que provocó una saturación excesiva en ésta y por ende un tiempo de hasta 10 horas de espera para obtener combustible.

Adrián López, contó a este medio que él salió de su domicilio alrededor de las 3:00 de la tarde, dispuesto a formarse en la inmensa fila de la gasolinera antes mencionada para cargar combustible, y regresó a su casa aproximadamente a las 4:00 de la madrugada, pues hasta esa hora pudo cargar.

“Ahora ya tengo gasolina ya puedo ir a surtir, tengo muy vació mi negocio porque no tenía gasolina, no he podido salir, y los proveedores tampoco han pasado, de seguir así nos afectaría  todos”, señaló.

Relató que la fila era enorme, pues llegaba hasta otra gasolinera ubicada en el Bulevar Emiliano Zapata, que permanece cerrada, y conforme iba avanzando el tiempo, la fila también se hacía más grande.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here