“Busca queriendo encontrar, y encuentra queriendo seguir buscando”, exhorta San Agustín. La Estrategia Nacional de Seguridad publicada por el  Presidente en mayo carece de métrica o de perspectiva eco-sistémica, pero podría ser una condición facilitadora de una mejora en seguridad pública en materia policial.

Su diagnóstico inicia atribuyendo la inseguridad a factores de “índole económica y social, como falta de empleos de calidad”.  Oaxaca o Chiapas son estados pobres y no tienen los niveles de violencia de estados o ciudades de Baja California, Chihuahua, Tamaulipas, o nuestro Guanajuato.

Su premisa central considera “la corrupción prevaleciente como la razón primaria del crecimiento e imposibilidad de contener el auge delictivo del país”.

De la multi-causalidad de la violencia ignora un dato determinante: el detonante de las violencias en México en las últimas décadas es la disputa territorial de cárteles -profusamente armados- por el mercado interno de las drogas y el control de otras actividades ilícitas (extorsión, secuestro, robo en vía pública), y su penetración en gobiernos municipales y estatales, para convertir sus policías en su brazo armado.

Ya no van solo por tesorería, seguridad u obras públicas, sino  por toda la conducción municipal. Para esto AMLO no tiene estrategia; no entiende incentivos perversos y poderosos  de la delincuencia a la que quiere perdonar. Celebró al Chapo sus ocurrencias sobre bienes decomisados y este domingo pidió en Tamaulipas a delincuentes “piensen en sus mamacitas”, literal: “fuchi”, “guácala a la delincuencia”.

¡Ninguna estrategia de contención!¡No sabe!¡Y deja delincuentes humillen militares!

La Estrategia específica de Modelo policial que anunciaron desarrollarían, pudo ser la oportunidad para instituciones estatales y municipales de ir en serio, al recuperar lineamientos previstos en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública en materia de profesionalización, capacitación y certificación.

Dijeron: “La policía más importante es la municipal, por su proximidad social y conocimiento del territorio. Nuestra apuesta será por el mejoramiento de los recursos humanos de estas corporaciones. Haremos policía desde abajo. Orientaremos los mayores recursos posibles al fortalecimiento profesional de las policías municipales. Impulsaremos un programa emergente de capacitación y profesionalización policial para duplicar lo más pronto posible el número de elementos municipales capacitado”.

“Las policías municipales y estatales se habrán de integrar en un solo modelo nacional de policía”. Si además en su implementación se les imprime carácter de proximidad o comunitario para poder realizar ahora sí tareas preventivas (no solo reactivas) con base en información de inteligencia social y criminal, al estar en mayor contacto con la comunidad, sería conducente.

El Consejo Nacional de Seguridad Pública aprobó en julio el “Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica”, que desarrolla esta estrategia.

Pero el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, presentado este primer domingo de septiembre por el Presidente a los Diputados, es electorero, – solo servirá para comprar lealtades de votantes- y se contradice al  no destinar recursos para arrancar este Modelo; no alcanzará ni para pagar la Guardia Nacional, y reduce subsidios de seguridad a los municipios. Obvio se necesitan capacidades muy aterrizadas, concretas e intervenciones preventivas exitosas en comunidades -como las del huachicoleo-, con recursos suficientes que no se prevén; exijamos a gobernadores, alcaldes y diputados eviten abortarlo.

La segunda estrategia, la prevención, es la fundamental, y desconsiderada en la visión gubernamental. Debe ser con un paradigma alterno de la seguridad ciudadana: prevención eco-sistémica, que concientiza y educa; fortalece y protege a la ciudadanía; promueve la auto-regulación individual y social; define los distintos niveles de atención en los entornos sociocultural, económico y situacional, en dos rieles: de visión de largo plazo y la de corto, con plan rector y plan operativo de prevención de desórdenes, violencias y delincuencias.

De esto aprendimos y compartimos en conferencia internacional de ICA en Cancún, lo que espero hacer en próxima colaboración.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here