1.- El rey olvida a Salamanca

El rey Dondiego se ha equivocado de estrategia.

Con el látigo del desprecio, ha castigado a una de sus villas, léase Salamanca, y dejó en el abandono a la virreina, Beatriz Hernández, junto con sus 15 muertos y los miles de habitantes que reclaman seguridad todos los días.

Al rey le valió un cacahuate Salamanca.

Muchos en el terruño consideran que se trató de un castigo operado desde el palacio de gobierno, porque Bety Blue, coqueteó con el gran patriarca, AMLO, tras elegir la bandera de éste para conquistar la villa de la refinería.

Los consejeros de su majestad olvidaron que un rey está para proteger al ciudadano y no para abandonarlo en la desgracia. Su oportunidad de reconquistar el lunar que había en la isla azul, se le fue de las manos.

Es casi imposible que el rey Dondiego pueda recuperar la confianza de los salmantinos.

Así que, en medio de la oportunidad política de ambos personajes, habrá que resaltar que Bety exhibió la indolencia del monarca y de sus compinches encargados de la seguridad que sirven para todo y para nada.

Pero además, ofreció a AMLO, rescatar la zona “huachicolera” más poderosa de la isla, con la adquisición de 120 elementos, que para ser sinceros, empezarán a conquistar la gran isla azul del país, rumbo al 2021, ya muy próximo, por cierto.

El fiscal carnal consentido del rey, Carlos Sumarripa, además de sus compadres de la Secretaría de Seguridad, no fueron tan inteligentes para frenar la invasión del ejercito del Gran Patriarca y seguramente enfrentarán las consecuencias.

Con la llegada de 120 marines y la indolencia del rey, AMLO ha comenzado la conquista de la isla azul. Sólo es cuestión de tiempo. Ya lo verá.

2.- Un virrey desesperado

El virrey de Guanajuato, Alejandro Navarro, sí que anda preocupado por el tema de la seguridad, pues los índices de homicidios violentos ubican a su terruño como ciudad peligrosa, al grado que muchos turistas han dejado de visitar la capital.

Los asaltos están a la orden el día en pleno centro de la ciudad, los grupos de pandilleros bajan cada noche al centro para hacer desmanes y su secretario de seguridad anda más preocupado por su liquidación que por el orden en los barrios y colonias.

El virrey Navarro ha decidido mantener la calma, ha decidido también enviar mensajes al rey Dondiego para que no lo abandone en medio de la isla, pero nadie no le han respondido ni para bien ni para mal.

A menos que despida ya a su secretario de seguridad. Y en eso anda.

3.- La glosa del Informe

Pues mañana por la tarde, el fiscal carnal del terruño, Carlos Sumarripa, se  presentará ante los legisladores del parlamento cerrado, para contestar sus preguntas abiertas, a propósito del informe de gobierno que presentó, sin pena ni gloria, el rey Dondiego I.

Sumarripa tendrá que responder por qué mantiene sus justificaciones y culpas al gobierno del gran patriarca, AMLO, cuando las investigaciones se concentran a la corrupción e intromisión de los agentes en temas del crimen organizado.

Pero además, habrá que apostar si también se presenta en la glosa del informe, el secretario de seguridad, Alvar Cabeza de Toro, autor del programa de seguridad “ESCUDO”, cuyas fallas son dignas de cuantificar en muertos y desaparecidos.

Como el rey y sus consejeros no ven la calamidad de la inseguridad, así como tampoco sus representantes en el parlamento, es muy seguro que todo pase como de costumbre. En la discreción, la censura y el silencio.

Porque como para contribuir al monumento de la intolerancia y la opacidad del reino, su majestad ha decidido no pagar a quien le “pegue”. Y jamás, por supuesto, lo tocaremos ni con el tacón de un zapato.

Palabra de súbdito

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here