domingo, junio 16, 2024

La ventaja de Libia

La candidata de la coalición Fuerza y Corazón por Guanajuato, Libia Denisse, ha marcado un discurso de no confiarse, a pesar de qué las estadísticas electorales le dan una ventaja de 11 puntos porcentuales.

Libia ha pedido a los panistas, pero también a los funcionarios del gobierno del Estado, hacer una autocrítica sobre los errores, las fallas u omisiones en que han incurrido en las administraciones.

30 años en el poder, sin duda, les ha provocado arrogancia y soberbia, pero también han desarrollado vicios de corrupción, no al grado de la época priista nacional, pero si al grado del acérrimo panismo local.

El PAN ya no pueden presumir de una honestidad completa.

Es decir, el blanquiazul (o los panistas) han perdido integridad poco a poco, basta ver ejemplos en algunos municipios, como Silao, donde la familia de los Galván o el propio ex alcalde, Toño Trejo, han decidido brincarse al partido morena, con tal de seguir en el camino de las transas.

Quizás por eso Libia asegura que es el desgaste en el poder, lo que les ha mermado su ventaja electoral, aunque debería de ser más atrevida en el comentario, cuando quizás, decida profundizar que se trata de haber tolerado la corrupción en un partido que gozaba de otro prestigio.

Por eso ya se acabaron las épocas donde el PAN aventajaba 3 a 1 o 2 a 1. La última ventaja más amplia del PAN frente a los opositores fue justamente hace 6 años, cuando el gobernador Diego Sinhue presumía de un 26 por ciento de ventaja.

Hoy Libia enfrenta la elección más competida de Guanajuato y aunque la encuesta de El Correo le anuncia una ventaja de 11 puntos, los márgenes de error le advierten de una realidad competitiva de sólo 6 o 7 puntos porcentuales.

La candidata del PRI-PAN y PRD sabe que su partido no pasa por el mejor momento electoral, y dicho sea de paso, no hay varón azul que pueda darle más ventaja a la colación como la que ella lleva en este momento.

Además, habrá que reconocer en papel de los otros partidos, léase PRI y PRD, quienes le otorgan unos puntos porcentuales, desde el momento en que determinaron el apoyo para que el partido blanquiazul pueda conservar el poder en Guanajuato.

Con la reflexión que hizo Libia ayer en la conferencia de prensa, cuando se le cuestionó sobre la ventaja tan corta que le dan las encuestas, es evidente que el próximo gobierno, necesitará de una autocrítica más sincera, pero también de acciones contundentes para castigar a quienes solo se viven del poder y buscan enriquecerse.

Dejar pasar casos tan graves de corrupción como los que vivimos en Silao hace 3 o 6 años, debería ser el ejemplo de vergüenza, pues no sólo han traicionado el pensamiento cívico de su líder Manuel Clouthier, sino de muchos guanajuatenses.

El 2 de junio, será el juicio.

Si hay un nuevo comienzo, podría ser el último chance del ciudadano paciente a una casi dictadura, pero si el elector no decide otorgar otra oportunidad, será la ruina de un partido que se ha traicionado a sí mismo.

Últimas Noticias