*Fin de la racha

Se acabó la racha de “seguridad” que tanto presumían Alejandro Navarro y Samuel Ugalde, de unas semanas sin homicidios en la capital “entre la gente mala a la que no queremos aquí”, dice el presidente municipal de amplia investidura según la ocasión.

La gente mala vive en todas partes, por más que aquí se quiera pura clase ‘gran turismo’. Y resulta que los que matan no son hermanitas de la caridad, precisamente, aunque en su visión, Navarro crea que la mayoría de las víctimas de los varios homicidios que lleva de récord en sus pocos meses de gobierno eran muy malos y así les fue.

Y es que este viernes, un hombre fue encontrado sin vida afuera de un conocido centro nocturno en la zona sur de la capital, con lo que vuelven los homicidios en la capital.

Si bien, los asesinatos bajaron, las balaceras y la portación de armas de fuego han seguido, aunque se traten de borrar del parte de novedades que hace público la Secretaría de Seguridad. Ya ve, todo se sabe.

No es ningún secreto que grupos criminales han sentado sus reales en la otrora tranquila capital del estado y se disputan el negocio del narcomenudeo, que existe desde hace tiempo y eso se evidencia también en los partes de policía –con todo y la ‘rasurada’- situación que incluso fue aceptada por el mismo alcalde al inicio de su administración.

Incluso, Navarro lanzó una estrategia de revisión de bares para prevenir estos delitos en tiempos del general José Luis Santos Nápoles, la cual con el cambio de Secretario de seguridad se dejó de lado. Y bueno, eso se nota.

Sería necesario revisar las estrategias para prevenir que sigan ocurriendo los asesinatos y no solo dejar que “se maten entre ellos”, porque acuérdese que a “los malos” los matan esos otros más malos que andan sueltos en la ciudad.

Si  bien a la autoridad municipal no le compete investigar y castigar el narcomenudeo y los asesinatos, la labor es preventiva. Trabajar para que no ocurran, pues.

*Sobre aviso no hay engaño

Esta fue la semana de los deslindes en el tema del programa social para la construcción de los cuartos adicionales en Silao, que acabó en un desastre y en una tranza porque el municipio recibió todo el dinero destinado en el 2016 para más de 800 cuartos para la población marginada, lo pagó a los constructores y éstos no sólo hicieron mal los que hicieron, sino que no llegaron ni a la mitad del número.

Es importante tener presente el tamaño del agujero negro que dejó la administración de Juan Antonio Morales Maciel, solo en lo que se refiere a este programa, porque como ya sabe, a esta historia le faltan varios capítulos.

Falta que la Auditoría Superior del Estado programe la revisión; el tiempo que se lleve ésta; las observaciones que tendrían que solventar ex funcionarios del trienio de Morales Maciel y funcionarios de la actual administración de Toño Trejo Valdepeña, el informe final, llevarlo al pleno del Congreso del Estado y lo que de allí resulte.

Pues bien, el jueves 6 el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo desayunó con reporteros por el Día de la Libertad de prensa (festejo oficial instituido entre aquél periodismo peligrosamente cercano al poder y el poder adulador) y resulta que ese día como premio y regalo, muy generosamente ofreció “hablar de todo” y responder a todas las preguntas.

Hombre, qué dadivoso él, ¿verdad?

Entre los temas, mencionó el de los cuartos adicionales y allí reveló que no solamente le envió varias notificaciones a Juan Antonio Morales Maciel para advertir que en la revisión de las obras algo andaba mal, sino que incluso obligó a que se reconstruyeran como 30 cuartos adicionales que estaban mal hechos.

Se usaron materiales y especificaciones de menor calidad a lo exigido. La clásica en la que, o los constructores se recuperan del diezmo que pagan a funcionarios, o funcionarios esquilman a constructores. Que no le cuenten.

Así que todos los antecedentes de que el programa estaba fallando en Silao y Morales Maciel lo sabía, están allí. Y que Diego Sinhue Rodríguez también lo supo.

*Yo te lo juro que yo no fui

El segundo episodio de la semana en este asunto lo protagonizó el propio alcalde Antonio Trejo, porque también salió a aclarar que, aunque como secretario del Ayuntamiento que fue de Morales Maciel le tocaba dar fe de la firma de su jefe el alcalde en este tipo de contratos, lo hizo en el primero, pero ya no en las modificaciones (o los ‘adendums’ que se acostumbran en estos casos para modificar y modificar los acuerdos originales) y que fue en esos en donde estuvo la movida por la que nunca se construyeron más de 400 cuartos adicionales pagados con el recurso federal del programa en el 2016.

Bueno, ahora sabemos que hubo varias modificaciones al contrato inicial…y que según Toño Trejo, ya no le tocó conocerlas porque había renunciado a su cargo de Secretario del Ayuntamiento, precisamente para buscar la candidatura del PAN a la alcaldía.

Esta historia continuará.

*Isidoro Bazaldúa, ¿diputado sin partido?

La ‘renuncia’ del ex alcalde de Cortazar Hugo Estefanía Monroy al Partido de la Revolución Democrática, apenas unos poquitos meses después de que en una llamada telefónica con su amigo “El Puma” presumió que ya era suyo el partido y podría operar con candidaturas y elecciones a su antojo en el 2021, es apenas una ola en las agitadas aguas que se mueven dentro de este partido, o lo que queda de él, en Guanajuato.

Porque por principio de cuentas, se sabe muy bien que en el momento de la definición de las candidaturas para las elecciones del 2018, con Estefanía tuvieron (o quisieron) pactar el ex dirigente Baltasar Zamudio y el diputado local Isidoro Bazaldúa Lugo, y sólo así Isidoro logró quedarse con la candidatura de un distrito en el que ni nació, apenas lo conoce y lo ganó por la inercia de los votos de Acción Nacional: el de Silao.

Porque tampoco se nos olvide que el PRD fue aliado del PAN para la elección estatal; apoyó a Diego Sinhue Rodríguez, aunque ahora el panismo de lo que menos quiera acordarse sea de esta alianza frankeinsteniana.

Y fue así como Angélica Paola Yáñez, nuera de Estefanía, quedó como candidata a diputada local –también por un distrito alejado de Cortazar y en una región que reconoció desconocer cuando recibió su constancia de triunfo-, y su ex secretario particular Emmanuel Reyes Carmona se fue a la diputación federal (no le hace que luego tronaran y Emmanuel renunciara al PRD y balconeara su fe ciega en la secta Luz del Mundo y a su líder Naason Joaquín García, detenido en Estados Unidos y acusado de numerosos abusos sexuales contra menores de edad).

La cosa es que aunque el PRD lograra librarse de Estefanía –y también se quedará son una diputada local porque Paola Yáñez sería ahora independiente-, dentro de la Coordinación directiva estatal las cosas no podrían estar peor.

El perredismo sabe que los señalamientos de Estefanía sobre la falta de rendición de cuentas, sobre todo de parte de Isidoro Bazaldúa, tiene un fondo de verdad.

Lo que no se ha dicho es que el mismo Isidoro tiene en su haber una impugnación en su contra que llegó a los órganos nacionales del partido…y que esa impugnación ha revelado que el diputado del PRD por el distrito de Silao no aparece en la lista de militantes de su partido.

Así como se lee.

¿Cómo es que se puede ostentar entonces como diputado de la bancada del PRD?

Pues porque lo de Isidoro es un problema menor en el deschongue que se traen las tribus, corrientes, grupos y  mafias del partido del sol azteca a nivel nacional.

Imagínese usted.

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here