*Trabajo de alto riesgo

Ahora resulta que ser dirigente sindical en Guanajuato es una actividad de alto riesgo. Y si no, es cosa de atenernos a lo que ha sucedido en el estado en menos de dos meses, en los que ya dos dirigentes sindicales han sido asesinados.

¿Casualidad o causalidad? Cualquiera que sea el origen, hay dos hombres con estos cargos en la actividad sindical, de muy distintas trayectorias, militancia partidista y orígenes, con dos cosas en común: ambos fueron víctimas de asesinato y esto pasó en Guanajuato.

El primero fue Gilberto Muñoz Mosqueda, dirigente del Sindicato nacional de trabajadores de la química y petroquímica, priista de larga trayectoria que además del liderazgo sindical ocupó varios cargos públicos como la presidencia municipal de Salamanca, fue diputado federal y era el secretario general sustituto de la CTM, la otrora poderosísima organización de ascendencia tricolor.

Muñoz Mosqueda residía en Salamanca, tenía numerosos negocios, entre éstos varias gasolineras, y era tío de Antonio Arredondo Muñoz, ex alcalde del PAN que fue relevado por la actual de Morena Beatriz Hernández.

A sus 84 años, el líder sindical fue asesinado el 11 de mayo cuando manejaba su camioneta por una calle de Salamanca.

Y en la semana que terminó, el sindicalismo se vio nuevamente de luto en el estado, pero ahora con la desaparición y posterior asesinato del dirigente del Sindicato de trabajadores del Instituto de Seguridad social del estado, el ISSEG, Mauricio García Flores, en Guanajuato capital.

Como ya se sabe, Mauricio salió el martes a media tarde de un evento del Congreso del estado y ya no se supo  más de él hasta el viernes en la tarde, cuando se encontró su cadáver en la carretera de Guanajuato a San Miguel de Allende.

Ni la Fiscalía general supo de él, aunque desde el martes su familia presentó la denuncia por su desaparición y sus compañeros de varios sindicatos hicieron también una denuncia pública en Celaya.

Pues mire, Mauricio era un militante del PAN que quiso y buscó ser dirigente municipal de ese partido en Celaya a fines del 2016, aunque parece ser que lo hizo con el grupo equivocado según la actual lógica dominante dentro del blanquiazul, puesto que integró una planilla vinculada o identificada con el ex senador Fernando Torres Graciano, y perdió frente a Rainnier Hernández Ruiz. acompañado entre otros por el ex funcionario estatal y ex regidor Fernando Hurtado y la actual regidora Adriana Josefina Audelo.

*Carambola de tres bandas en la Capital

El gabinete de Alejandro Navarro ya no es el mismo con el que comenzó la administración hace nueve meses. Hay rostros nuevos, y en apenas 15 días, ha habido tres cambios de titulares.

Los encargados de servicios municipales, adquisiciones y la secretaría particular, ingresaron su renuncia a la administración.

Causa extrañeza (y algo de sospechosismo, piensa mal y…) que tanto el director de adquisiciones, Jorge Alberto López López como la secretaria particular Mariel Padilla renunciaran la misma semana. Le vamos a explicar por qué:

Se supo que era precisamente la secretaria particular la representante del presidente municipal Alejandro Navarro en el Comité de adquisiciones y quién firmaba, si no todas, la mayoría de las adquisiciones licitadas.

Delicada coincidencia. ¿Será que hay algún trasfondo oscuro en el comité de adquisiciones, el cual, cómo se sabe es el encargado de las compras de la administración municipal?

Compras que, por cierto, no son de dos pesos.

*La fuerza del destino

“Fue el destino” o eso dicen creer las y los regidores del Ayuntamiento silaoense sobre la maldita coincidencia de la semana en que el alcalde Toño Trejo viajó a Francia, en la que se presentaron hechos violentos en Silao.

Para los ediles, la violencia en la ciudad ocurrida del 15 al 22 de junio y el viaje a Francia de Trejo fue una simple coincidencia, que no debería quitarle el sueño a los silaoenses porque según ellos, el Ayuntamiento trabaja para disminuir la inseguridad en la ciudad.

Qué bueno que realmente están tan ocupados en diseñar las estrategias, vigilar el desempeño de la Policía municipal y sus mandos, estrechar la coordinación y la comunicación y las instancias estatales y federales y proponer políticas de prevención de la violencia y la delincuencia…

Sí, todo eso le toca al alcalde Trejo y también al Ayuntamiento, aunque quizás a algunos de sus integrantes les pase de noche porque cada vez que se les pregunta sobre los incidentes criminales, dicen que no les toca hablar de eso y que es tema del alcalde.

Se llama papa caliente el juego.

*Rumbo a los parquímetros

Y este fin de semana, los regidores del Ayuntamiento de la capital inventaron un nuevo reglamento de movilidad y derogaron el pasado.

Sólo que se les olvidó anotar que no todo el reglamento está derogado, sino sólo algunos artículos.

Pero ya se sabe que este movimiento tiene un propósito ulterior, en el que además parecen ir muy de la mano el alcalde capitalino Alejandro Navarro y su mentor el sanmiguelense Luis Alberto Villarreal, que sería la colocación de parquímetros en vía pública para cobrar estacionamiento.

Es decir, fines recaudatorios.

Organizaciones de aquél municipio fueron al Instituto Electoral del estado para plantear la realización de un plebiscito sobre el tema de los parquímetros, pero salieron bateados.

Acá ya en la sesión del Cabildo del viernes la gente de Guanajuato Despertó dio apunte del malestar.

En San Miguel saben muy bien a qué le tira su alcalde. A todo lo que se mueva.

Aquí muy bien se aplican estos dos dichos: “El que con lobos anda a aullar se enseña” y “dime con quién andas y te diré quién eres”.

 

 

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here