*Terror en el palenque de Silao

Lo que mal empieza, mal acaba, y seguramente el presidente municipal Antonio Trejo Valdepeña tendrá eso muy presente luego de la balacera que se desató en la sede del palenque de gallos de la feria de Santiago Apóstol, la mera fiesta de Silao, en la noche del sábado.

El saldo es por demás grave y en el nivel de violencia que vive el municipio desde hace ya semanas y semanas que se acumulan; tres personas asesinadas y, seguramente, una noche de terror para otras personas que pensaban disfrutar del espectáculo.

Como ya se sabe, la feria fue prácticamente partida en dos, pues una parte se fue al Parque Bicentenario y otra se quedó en las antiguas instalaciones, las de siempre.

Esto fue ordenado y decidido por el propio alcalde Toño Trejo.

Lo mismo ocurrió con la negociación para el manejo del palenque y de la seguridad que se prestaría al mismo.

Nadie sabe, nadie supo cómo quedaron los acuerdos para ambas cosas, porque todo se manejó con una discreción en la que Trejo ha demostrado ser campeón.

Pero lo que seguramente pasó es que fueron resultados convenientes para ambas partes. Las arcas municipales y el empresario, claro. Nadie pensaría mal…

Sobre todo después de aquella protesta que hace menos de dos meses le armó al alcalde el empresario Miguel Sustaita, interesado en manejar el palenque y quien acusó a Trejo, con manta desplegada y todo antes de una sesión de Cabildo, de haber recibido nada más 3 milloncitos de parte de misterioso rival gallero en plena campaña electoral, nada más a cambio de que pudiera hacerse cargo de la feria.

También hay que decir que Sustaita no probó su dicho y que el alcalde Trejo Valdepeña andaba queriendo demandarlo por difamación, nada más que este delito ya desapareció del Código penal del estado.

Por lo pronto, Trejo sí acusó al empresario de mitotero.

Pero el gusto le ha durado muy poco. El sábado tronó la bomba en el palenque de la feria, casi literal.

Quizás los que ahora respiran más aliviados son los policías municipales, porque se les dejó totalmente fuera de la responsabilidad de vigilar el palenque. Así lo decidió también el alcalde, que según cuentan, arregló junto con su secretario particular todo en el mismo paquete con el misterioso empresario que se quedó con el negocio.

Así que ver ahora quién da la cara y quién asume la responsabilidad por la falta de controles que, evidentemente, contribuyeron a que tronaran los disparos en el evento que es para el disfrute de todos los silaoenses y ya quedó marcado por una gran tragedia.

*Historia de un abuso policiaco

Y siguiendo con el tema de la feria, se supo el fin de semana pasado sobre una denuncia por abuso de policías preventivos –que resultarían ser integrantes de la Policía Municipal de Silao– en contra de ocupantes de un automóvil que salían del frustrado concierto de Molotov, la noche del sábado en el Parque Bicentenario, dentro del programa de la Feria.

Lo peor del asunto es que la víctima resultó ser el periodista Carlos García Balandrán, corresponsal del periódico La Jornada, quien apenas instantes después de lo ocurrido describió los hechos en sus redes sociales y subió fotos.

El reportero dejó en claro que no se trató de un ataque mientras cubría el evento como reportero o hacía su trabajo, sino como un fan del grupo que iba con otros amigos.

La cosa es que, haiga sido como haiga sido –como dijo aquél- García formalizó su denuncia ante el ministerio público, la Procuraduría de derechos humanos del estado, la Contraloría municipal de Silao y la Secretaría de la Transparencia.

Esto, por aquello de que se trataba de un operativo intermunicipal.

Pero los protagonistas directos del incidente –del que el reportero sacó golpes en cara, abdomen y ahora se sabe, fractura de algunos dientes- habrían sido policías de Silao, los que en el operativo, siendo su territorio, son los primeros que intervienen en una revisión, tal y como corresponde en estos casos.

Con un elemental sentido común y dos dedos de frente, cualquiera podría entender que, además de que se identificó al número de patrulla que abordaron los elementos denunciados por la agresión, la frase “a poco porque eres de Irapuato te crees que puedes venir a hacer lo que quieras a Silao”, daría más que luz sobre quiénes se la dijeron al reportero…

Hubo un video que sonó a intento de disculpa anticipada, llamadas de ‘asesores’…y todo parece indicar que en realidad, lo que se pretende hacer es hacerse de la vista gorda y echarle la culpa a alguien más.

Qué raro, ¿verdad?

El alcalde José Antonio Trejo Valdepeña tendría que pensarlo dos veces antes de que se llegue a eso. De por sí que la cosa en Silao en materia de inseguridad no está para echar brincos (quizás del susto sí) y encima, que se pretenda querer taparle el ojo al macho y hasta inventar otras versiones fantásticas, como que los policías fueron tan atentos y solícitos que no tocaron ni con el pétalo de una rosa al denunciante, suena temerario.

Porque la verdad sale, tarde o temprano, como está pasando, por ejemplo, con el funcionario acusado de acoso no por una, sino por varias trabajadoras del gobierno municipal.

Por más que se quiso proteger al susodicho y se ha querido hacer la vida cansada a las denunciantes, la investigación está en curso.

Y Trejo y sus ‘asesores’ lo saben.

*Viaje sorpresa

Parece que al alcalde Alejandro Navarro se le quiere hacer costumbre dejar la administración municipal en manos del secretario del ayuntamiento Héctor Corona León, debido a los ya más de tres viajes que ha hecho desde el inicio de su administración.

Y es que no ha cumplido ni el año.

Así es, desde octubre que asumió la presidencia municipal, en al menos cuatro ocasiones ha dejado como encargado de despacho a Corona León mientras viaja.

El más reciente viaje de Navarro fue a McAllen, Texas, en donde –según dice el comunicado oficial- se reunió con autoridades de aquella ciudad, para “para establecer mecanismos de intercambio bilateral en materia turística y económica”.

Esto fue dado a conocer por medio del boletín la tarde del viernes, pero desde días antes que no se veía a Navarro por la presidencia municipal.

Incluso, fue el secretario Corona León quien acudió en su representación a la inauguración del Festival Internacional de Cine de Guanajuato.

Como en los días anteriores Navarro Saldaña no dijo una sola palabra ni mostró sus intenciones de ir “a promover intercambio bilateral” a los Estados Unidos, claro que causó extrañeza este súbito viaje del alcalde, del que probablemente apenas y se enteraron también los integrantes del Ayuntamiento.

La sorpresa es también que no lo haya presumido y anunciado con bombos y platillos, como es su estilo, ¿o no?

Por otro lado, surge una pregunta más:

¿Debería Héctor Corona irse acostumbrando al despacho municipal?

¿Será que ya lo están mentalizando para el 2021?

Eso sí que no sorprendería a nadie, viniendo de los Amigos, pero así como van las cosas, quién sabe si a los votantes les parezca una buena idea.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here