1.- Casa Legislativa o Monte Olimpo

No contentos con estar en las alturas, más cerquita del cielo azul que del pueblo sabio, los diputados de la LIV Legislatura quieren estar todavía más cerca de parecerse al Monte Olimpo –morada de los dioses- y endurecerán más los filtros para entrar a “La Casa del Diálogo”, que más bien parece tender al monólogo, ¿verdad?.

Y es que según el mandamás de la aplanadora panista  Jesús Oviedo “no porque sea la casa del pueblo pueden entrar y salir sin que haya un orden” por lo que van a poner todavía más trabas…perdón, filtros de seguridad para las y los 36 diputados no se tenga que preocupar por una invasión extraterrestre o por la inseguridad del mundo exterior.

Mucho menos se quieren preocupar por qué tipo de ciudadanos buscan a quienes son sus representantes en el Legislativo…que para eso votaron por ellas y ellos, ¿eh?

Y mire que ya de por sí al Congreso no sólo es difícil entrar, sino también salir, ya que sus múltiples puertas señalizadas como “salidas de emergencia”, no tienen nada de salidas y menos de emergencia puesto que están cerradas hasta con candado de manera permanente, dizque “para tener un mejor control”.

Ojalá nunca se tenga que evacuar el “palacio de cristal” (que sólo alude a la arquitectura) porque entonces sí, sálvese quien pueda.

Se dice que estas brillantes políticas en materia de “seguridad” son implementadas y aplicadas con mano dura por Manuel Suasto, el encargado del monitoreo del Congreso del Estado.

Dentro del currículum de Suasto figura sido chofer del ex secretario general  Christian Cruz, quien no sólo lo dejó en ese puesto sino que, dicho sea de paso, le fue creado a la medida a su colaborador.

Aunque en la carrera de Suasto brillan otras “estrellitas” más bien agujeros negros, se trata de dos acusaciones por tortura ante la Procuraduría de los Derechos Humanos, una de las cuales terminó en recomendación y proceso administrativo.

¿Ya se entendió el afán de “encerrar” a las y los diputados?

 

2.- A mí que me esculquen.

Otra vez tuvo que salir al quite el Secretario del Ayuntamiento Héctor Corona después de que al general José Luis Santos Nápoles pareciera que le comieron la lengua los ratones, cuando tenía que hablar sobre los homicidios en la capital.

Y es que aunque hubo una presentación de cifras en materia de (in)seguridad a cargo del Secretario del ramo, casualmente ‘se le olvidó’ mencionar los 12 homicidios que se han registrado en esta administración.

Medios de comunicación lo cuestionaron fuertemente por esa omisión, pero Santos Nápoles hizo lo de siempre, encogerse de hombros y soltar una risita nerviosa, mientras le echaba ojitos a Corona León para que saliera al quite.

Este informe presentado por Santos Nápoles es el primero que realiza y podría ser último, si se cumplen las predicciones que ya abundan de que podría estar cobrando su última quincena como Secretario de Seguridad.

 

3.- El necesario baño de pueblo.

En la semana transcurrida, el presidente Toño Trejo recorrió tempranito –bueno, no tanto- con sus directores algunas calles de la zona sur. Caminó y lo que escuchó fueron los problemas que durante la campaña se le expusieron y que ofreció atender.

Y bueno, pues en este nuevo recorrido al estilo campaña, Toño se dio un plazo de dos semanas para solucionar los problemas que presentaron los líderes de estas colonias.

Estas segundas vueltas parecerían innecesarias, precisamente porque a estas alturas, tras la campaña y el cargo que ya ocupó en la administración anterior, Toño Trejo se sabe al derecho y al revés las necesidades de colonias y comunidades (o eso se esperaría, ¿no?). Pero bueno, el ‘baño de pueblo’ y el apapacho popular nunca sobran.

Habrá quienes piensen que sería mejor aprovechar los días hábiles de la semana y, en lugar de acudir a las comunidades a escuchar lo que ya saben, podrían acelerar apoyos como el que le adjudican al diputado Isidoro Bazaldúa para comenzar a asfaltar las vialidades que permanecen abandonadas y no requieren una manita, sino un zarpazo de tigre.

 

4.- Examen semestral para directores en Silao.

Para las y los directores de las diversas áreas del gobierno municipal silaoense la mayor preocupación es que habrá evaluación y quienes no cumplan pues no tendrán más remedio que escuchar “Las golondrinas”.

Aunque quién sabe si la cosa cambie con la reestructuración orgánica municipal que se aprobó en la pasada sesión del Cabildo, ya que ahora el tesorero Eduardo Durán Velo y el Secre de Ayuntamiento, Alejandro Peña Gallo, son cabezas de ejes medulares, en los que recae la responsabilidad para contratar y despedir a quiénes no estén funcionando.

Ahí el presidente municipal dijo que no se trata de gastar más dinero en contrataciones y mucho menos en dar empleos a más familiares…quién sabe por qué viene a la mente el regidor Jorge Galván Gutiérrez, o el mismo alcalde, quien decidió cambiar a su hermana, ahora encargada del área de cajas.

Colofón: Muy pronto se desvaneció el compromiso de dar a conocer la agenda del alcalde en una pantalla de la Casa Municipal, de donde ya desapareció. “Silao de Vanguardia”, repite y repite la dichosa pantalla.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here