1.- ¿Y dónde quedó la obra?

Telegrama urgente para Jorge Galván Gutiérrez, Diana del Rosario, Paco Argüello, Ma. de la Luz Ibarra  y José David Tovar Jasso, integrantes de la Comisión de Hacienda y Obra Pública del Ayuntamiento silaoense: favor de aprobar el paquete de obra pública para este año, o poco, muy poco tendrá para presumir el alcalde José Antonio Trejo Valdepeña, en los próximos meses.

Es que ya estamos a mitad de marzo, casi se cumplen seis meses de la administración, y aunque en el discurso Toño sigue hablando de las comunidades rurales como su prioridad –sobre todo porque fueron abandonadas por años y años, como lo reconoce él y como se lo dicen los delegados- todavía no se ve claro qué compromisos se atenderán.

Esperemos que no se repita en ésta la pifia de las pasadas administraciones con el campo silaoense, porque de buenas intenciones está lleno el camino a ya saben dónde…y de la palabra a la acción es muy fácil acabar abandonando las promesas.

El presidente no se cansa de afirmar que su prioridad son las personas de la zona rural… pero sin precisar cómo, cuándo y dónde. La promesa que pregona en cuanta comunidad visita es: “Para este año la obra pública e infraestructura va para caminos rurales y drenaje, que es a lo que le vamos apostar”, pero faltan los pequeños detalles del cómo y cuándo.

Quién sabe si esto tenga que ver con el hecho de que los “jueves ciudadanos” estén a punto de quedar en utopía, puesto que el programa que se realizaría en las pocas más de 100 comunidades está “en receso” dizque para atender lo que ya se tiene de solicitudes. El pretexto es que suspendieron las giras para sacar el trabajo pendiente…¿Será?

 

2.- Ciudad de vanguardia…en el caos vial.

En otras áreas, como es Tránsito municipal, el gran pendiente es regularizar el uso de las motocicletas. Para eso se requiere de la actualización de los reglamentos municipales que son obsoletos ante los problemas actuales de movilidad en la caótica “ciudad de vanguardia”, que lo que sí tiene es un caos vial muy de vanguardia.

Y aquí el telegrama urgente va para la regidora panista Marcela Patricia Hinojosa Navarro y José Cruz Rangel Pérez, del PRI, quienes son presidenta y secretario de la Comisión de Asuntos Normativos y Seguimiento Legislativo, pues al conformar las comisiones del Ayuntamiento se acordó trabajar a marchas forzadas para actualizar la reglamentación municipal de acuerdo con las necesidades del municipio.

Deben estar haciendo un muy concienzudo trabajo y en secreto, porque la verdad es que no se ve ni se sabe para cuándo se pondrán sobre la mesa las reformas a las que se comprometió el Ayuntamiento, que de verdad parece vivir una muy prolongada luna de miel.

 

 

3.- Un general desaparecido.

Esta semana la capital se tiñó de rojo: tres ejecuciones y una balacera levantaron  una ola de violencia sin precedentes en la Capital cervantina de América

La estrategia inmediata del Secretario de Seguridad, en general José Luis Santos Nápoles, fue aplicar, una vez más, la política del avestruz: esconder la cabeza en la tierra.

Y es que al general no se le ha visto aparecer en público desde la semana pasada. La versión oficial es que se encontraba en la Ciudad de México, gestionando recursos del FORTASEG (Fondo de fortalecimiento a la seguridad) que tocan a los municipios.

Debe haber llenado un montón de papeleo, porque no se le vio ni en el mega operativo realizado para acabar con el narcomenudeo en los bares, al frente del cual apareció el secretario de seguridad en funciones de alcalde Alejandro Navarro. Del general  y el ultra secreto comisario Acereto, ni sus luces.

Nada más que resulta que en este pueblo chico el infierno se hace grande. Y la unidad oficial que tiene asignada el general Santos casualmente fue vista por varios pares de ojos estacionada en las inmediaciones de un hotel del rumbo de Los Pastitos, además de los escoltas del secretario en compás de espera en la recepción. Acabáramos.

Dicen que mientras el alcalde encabezaba un segundo operativo este viernes por la noche, Santos Nápoles estaba en una  misteriosa “reunión” en el referido hotel. Y no en los salones…

 

4.- Coladera giratoria.

Mal y de malas siguen la Fiscalía General del Estado y las Fuerzas de Seguridad de la SSPE, cuyas detenciones bomba han quedado en bombitas yucatecas.

Primero dejan en libertad a dos operadores del Cartel de Santa Rosa de Lima, porque como nada más se les acusó de portación de arma de fuego (que ni siquiera era un arma de uso exclusivo del Ejército);  después  la SSPE “reventó” una casa en la capital , donde se almacenaban más de 100 kilos de mariguana, pero los tres detenidos no pisaron la cárcel porque parece ser que solitos se echaron de cabeza ante el juez, ya que se demostró que habían entrado a la casa donde estaban los presuntos distribuidores de drogas y no llevaban orden de cateo. Así, el papelón de los fiscales que no pudieron sostener la vinculación de la supuesta célula delictiva.

Después de varios días en silencio, el viernes el Fiscal general Zamarripa se dedicó a echar culpas: que a la Fiscalía General de la República le correspondía consignar a los parientes de “El Marro”, que en el caso del Edén solo integraron la carpeta y no estuvieron en el operativo…pero entonces, ¿qué no investigaron el “detallito” de la detención?

No muy diferente fue el manejo de estos temas con la vocera-comisionada Sophia Huett, que dijo que a muchos se les caen las detenciones y en todo el país, no nada más a la Fiscalía.

Dice el refrán: Mal de muchos…

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here