GUANAJUATO, Gto.- El periodista que acusó a policías municipales de cometer una presunta detención arbitraria negó que se le hubiera practicado un examen médico; “es falso lo que dice” el Secretario de Seguridad Samuel Ugalde García sobre la forma en que fue detenido en la madrugada del viernes de Dolores.

A partir de la publicación del testimonio de Moisés Castillo sobre su detención, otros casos se han ventilado en redes sociales.
Como se ha informado, en una crónica publicada en Nexos -y reproducida en El Otro Enfoque– Moisés Castillo denunció que fue detenido por policías municipales cuando iba de su hotel a una tienda de conveniencia, golpeado en el trayecto a los separos municipales y esposado durante 10 horas en una de las celdas.

El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Samuel Ugalde, declaró que se investiga esta detención el pasado día de las flores y afirmó que fue en respuesta a una queja hecha a través del 911, aunque esto no aparece registrado en el parte oficial de la Policía Municipal, que normalmente incluye este tipo de reportes.
Además, Samuel Ugalde aseguró que el examen médico que se le practicó al detenido arrojó ebriedad completa y que no tenía ninguna lesión.

Pero Moisés dijo a El Otro Enfoque a que esto es falso y que no se le hizo ninguna revisión médica a su llegada a las celdas preventivas.

“Me dieron la bolsa de plástico para que metiera ahí mis pertenencias…de ahí a los separos”, comentó el denunciante a este medio.

Usuarios de redes ventilan más casos.
Usuarios del grupo de Facebook “Guanajuato Somos Todos” dieron a conocer sus propias historias de abuso policial, a raíz de la publicación de esta denuncia por la presunta detención arbitraria.
“Son unos malditos prepotentes..así ingresé en una ocasión por aliento alcohólico…y salí de barandilla con el bazo reventado por un golpe de un oficialillo de la policía burricipal”, escribió un usuario.
Por su parte otra usuaria con el nombre de Lulu Pg escribió “Sii así es aquí en gto la policia, a mi hermano lo agarraron por embajadoras supuestamente por ratero, y el se dedica a cargar cosas pesadas en ese sitio, y los que deveras son rateros y delincuentes se burlan de ellos”.
Otro comentario fue el siguiente: “Ahora cuando veo patrullas ya me siento con temor, ya no es como antes cuando me dirijo a la casa y me encuentro con sus operativos, mi gran temor es que me detenga y me empiecen a cuestionar cualquier cosa y tener cualquier pretexto para remitirme, ya me ha pasado que me siguen y dicen ‘a dónde vas, qué andas haciendo’ cuando voy de uniforme de la empresa donde trabajo; ya no me inspiran seguridad, solo temor”.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here