Confirmado por el banco de México que el pronóstico de crecimiento del país será de 1.8 % para el 2019 y del 2.0% para el 2020. No es buena noticia y tampoco una variable económica que se pueda cambiar fácilmente.

Sin embargo no podemos dejar de observar que es una buena noticia la solidaridad de los mexicanos que radican en los Estados Unidos, su disposición a suministrar recursos a sus familias y sin duda un bálsamo para la economía mexicana que cada día muestra más señales de deterioro.

33mil 481 millones de dólares es la cantidad que mandaron durante el año 2018 los mexicanos que radican en Estados Unidos a sus familias, es la entrada de divisas más importante que tiene el país, rebasa, con mucho los ingresos de divisas por exportaciones, por turismo y por supuesto, por ventas de petróleo.

Estas cifras nada tiene que ver con las políticas asistencialistas del presidente López, son los recursos que le mandan a sus familias los mexicanos que decidieron vivir el sueño americano y que han encontrado una fórmula para vivir del otro lado de la frontera y ayudar a mantener los gastos de sus familias en México.

En el modelo de la 4T (cuarta transformación) no existe el capítulo de las inversiones en infraestructura, del desarrollo de talento científico, de políticas públicas para el crecimiento económico…

Y cuando las calificadoras internacionales modifican su calificación de la empresa PEMEX. El presidente y la secretaria de energía “montan en cólera” porque les bajan la calificación, es decir, PEMEX es la empresa petrolera más ineficiente de todas las que existen en el mundo. Es la empresa petrolera más endeudada del mundo. 114 mil millones de dólares y cuando la opinión calificada espera que se dé a conocer una estrategia para encontrar cómo hacerla productiva. Lo que se anuncia es un rescate financiero de la secretaria de hacienda, depositándole 5 500 millones de dólares… pésima señal.

 

Se trata de que sea una empresa productiva, que como la mayoría de las empresas petroleras del mundo genere utilidades y crezca su infraestructura, su economía interna, su capacidad tecnológica.

Pero nada de esto está sucediendo con la petrolera de los mexicanos… es la empresa más ineficiente, además de todos los calificativos que tiene. Por la corrupción que existe internamente… el Presidente López prefiere contarnos historias de huachicoleros, que ya recuperó 2500 millones de pesos, que ya le roban menos a los ductos y otras historietas… pero esta semana le han transferido 5500 millones de dólares del dinero de los impuestos de los mexicanos, para su rescate financiero. Sin contar que en el transcurso de los próximos tres años deberá pagar el 30% de la deuda que ya tiene. Siguen sin una estrategia para resolver los problemas de la petrolera, siguen los problemas de desabasto y el estancamiento de la economía, los indicadores de desconfianza a las acciones del gobierno del presidente López.

Dos meses escuchando todos los días el mismo discurso, sin tener un resultado derivado de alguna evaluación, con decisiones, como las de cualquier gobierno corrupto del mundo que invierte sin licitación, sin concursos para la asignación de los recursos “por qué no tienen problemas de conciencia.

A los ajustes de la nómina del gobierno le llaman austeridad republicana. Para tener más dinero para hacer más gasto social… y dispuesto, el Presidente López a la pobreza franciscana.

No hace falta hacer alarde de la austeridad que no es y de la pobreza que no existe.
Sin crecimiento económico no hay recursos para pagar las dádivas que se propone el presidente. Por más que presuma austeridad.

“Jugar” con el término pobreza es una ofensa a los más de 55 millones de mexicanos que tiene que padecer las políticas públicas de un gobierno que nada está proponiendo para hacer crecer la economía del país y tener posibilidades de mejorar las condiciones de todos los mexicanos.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

1 COMENTARIO

  1. Gracias al saqueo sistemático y grotesco de la élite del PRIAN durante décadas, maquillado por los nefastos medios de comunicacion tradicionales tenemos hoy un país en “terapia intensiva”, pero afortunadamente gracias a ciudadanos con principios, preparación, trabajo y amor a mexico hay esperanza de mejorar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here