GUANAJUATO, Gto.- “Para que le vaya bien a todo mundo” el alcalde Alejandro Navarro decidió permitir a cinco restaurantes colocar sillas y mesas en la vía pública, a los cuales desde la administración el Ayuntamiento negó los permisos y retiró el mobiliario.
En uso de sus atribuciones como alcalde, dijo, permitió la reinstalación de mesas y sillas junto al Teatro Juárez, en el Jardín Unión.

Las mesas y sillas son, por supuesto, del restaurante “La erre” propiedad de Ricardo Herbert, quien debió retirarlas en la administración pasada cuando el Ayuntamiento decidió negarle el permiso.
El alcalde Alejandro Navarro dijo que autorizó estos permisos “temporales” porque se lo pidió la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en la capital.

Y sostuvo que la ley lo faculta para tomar estas decisiones, sin tener que consultar al Ayuntamiento.

“El presidente municipal tiene la facultad de dar el permiso, yo le di el permiso porque me lo pidió la cámara de restauranteros. La idea es que puedan hacerse de recursos de aquí a julio en lo que salen los permisos de desarrollo urbano y fiscalización, por lo pronto yo otorgué permisos que caducan pasando la semana de Pascua”, señaló.
No fue un solo permiso, sino “cinco o seis” los que otorgó en “trato directo con la presidenta de la CANIRAC”, quien por cierto, forma parte del Consejo del Instituto Municipal de Planeación.
Justificó la entrega de permisos con el argumento de que “se trata de que le vaya bien a todo mundo y que la gente pueda hacerse de recursos. Guanajuato es turístico y que les vaya bien a todos”.
Incluso dijo que “en donde están, están bien… incluso al rato me voy a ir a tomar un cafecito por ahí”.
Señaló que en el caso particular de “La erre”, pidió que subieran las mesas a la banqueta para que dejaran libre el acceso a la zona de venta de artesanías en la parte trasera del Teatro Juárez.

Teatro Juárez

Con esto, las mesas y sillas quedan hacia el frente del Juárez.

Navarro también pidió tolerancia a los guanajuatenses que están en desacuerdo con este mobiliario.
Según el alcalde, la situación es otra en el caso del restaurante Casa Valadez, propiedad de la regidora de Morena Karen Burstein, mismo que también ha buscado reinstalar sus mesas y sillas en la vía pública.

Para este establecimiento, acotó Navarro, no hay permiso ya que existe un tema legal de un amparo, por lo que “hasta que se resuelva no puede sacar sillas y mesas a la vía pública”.
El alcalde admitió que los permisos temporales pueden convertirse en permanentes “¿Por qué no o por qué sí? , concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here