1.-A revisar las revisiones

Los diputados sesionan mañana para dar salida a la auditoría de los terrenos de la empresa automotriz Toyota y donde, curiosamente, como diría la diputada priista, Yulma Rocha, los panistas no encontraron alguna irregularidad.

Tras varios meses de que el auditor, Javier Pérez, revisó los documentos de las transacciones, éste llegó a la conclusión de que no existe ni un peso de más, ni una cifra de menos, de tal manera que el dictamen de pulcritud ya fue aprobado por la Comisión de Hacienda y Fiscalización, con el apoyo del PAN, por supuesto y del PRD.

El PRI, votó en contra.

Y lo hizo, porque curiosamente, donde sí encontraron salvajes anomalías millonarias, fue en la administración que encabezó la ex alcaldesa priista, Bárbara Botello Santibáñez y el montón de funcionarios “transas”.

Al menos eso es lo que refiere el dictamen “antibarbarista”, mismo que será sometido mañana en la sesión ordinaria de este jueves y donde se detallan supuestos desfalcos de hasta 216 millones de pesos, lo que significará, indudablemente, denuncias penales y civiles.

2.- ¿Bárbara decide guardar silencio?

Lo que llama la atención en ambos temas, es que el Gobernador de los candidatos oficiales, léase su Secretario de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez, jura y perjura que ni las manos se manchó en este tema.

Quizás quienes sí se las mancharon fueron dos ex funcionarios de la Procuraduría Agraria Estatal y quienes, curiosamente, aparecieron como accionistas en la “visionaria empresa” regiomontana que revendió los terrenos donde se instalaría la empresa automotriz. Sólo que eso, el auditor no supo nada.

Pero en el caso de la ex Presidenta leonesa, resulta muy lamentable que su omisión y su silencio en el tema técnico de las auditorías, de tal suerte que deja afectar su imagen y carrera política. Pues no que traía muy buenos asesores. ¿Dónde andan?

Para suerte de la autora, “tengo para eso y más”, la diputada irapuatense Yulma Rocha, ya pidió a la Auditoría Superior de la Federación, solicite el dictamen estatal para que, desde allá, se determine qué tan eficientes fueron en eso de las indagatorias.

Porque pues es bien curioso, por cierto, que una empresa compre los terrenos a 190 millones de pesos y un mes después se los venda al Gobierno de Miguel Márquez en 480 millones de pesos. Sin duda alguien hizo el mejor negocio de su vida y con el perdón del auditor y los diputados azules y amarillos.

3.- Un curioso robo en el Registro Nacional Agrario

El que de plano no tiene perdón, es el delegado del Registro Agrario Nacional, Bonifacio Rodríguez Olivares. Las oficinas del funcionario fueron saqueadas y se llevaron más de 15 mil documentos agrarios, casi todos relacionados con los límites de Michoacán.

A decir de los enterados, los rateros iban con tan malas intenciones que hasta un disco duro se llevaron. En el disco se pueden ver y analizar todos y cada uno de los terrenos ejidatarios que hay en el terruño.

Los empleados juran y perjuran que en el curiosito robo hay gato encerrado o ratones muy sueltos, sobre todo porque, tras el robo de los documentos, el funcionario federal decidió esperar un buen de tiempo para interponer la denuncia ante la Procuraduría General de la República. (Sólo 10 días se quedó callado) Si así van a cuidar los datos personales, estamos en muy malas manos.

Los bien informados aseguran que los rateros tuvieron el tiempo suficiente para esculcaron varios espacios de las oficinas y revisar cajón por cajón, escritorio por escritorio, sin que nadie activara una alarma o se avisara a las famosas centrales del proyecto escudo que responde a los llamados urgentes de los ciudadanos con el renovado número del 911.

¿A quién beneficiará este robo?

Las autoridades prometen investigarlo.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here