ESTADO.-  Desde el 1 de abril que comenzó el programa piloto para Personas Trabajadoras del Hogar hasta el corte del lunes 8 del presente mes se han inscrito en el estado 6 mujeres que se dedican a dicho oficio.

En entrevista para El Otro Enfoque, Adalberto Valadez, coordinador delegacional de Comunicación Social del IMSS Guanajuato, detalló que de las seis trabajadoras del hogar inscritas en el programa, 3 son de León, 2 de Guanajuato Capital y una de Irapuato.

Dijo además que 66 guanajuatenses han solicitado información acerca del programa piloto.

Recalcó que el trámite debe ser realizado por la trabajadora del hogar interesada en adquirir los beneficios del Seguro Social, quien deberá acudir a alguna de las subdelegaciones ubicadas en Celaya, Salamanca, Guanajuato Capital, Irapuato y León.

Los cinco pasos para inscribirse al programa son: tramitar el Número de Seguro Social  (NSS) en la subdelegación presentando el Curp, una identificación oficial y acta de nacimiento o a través de la App IMSS Digital o llamando al 01 800 623 2323.

Una vez obtenido el NSS, la trabajadora del hogar deberá asegurarse, para ello tendrá que acudir a la subdelegación o por la página web, una vez ahí necesitará su nombre, su número de Seguro Social y domicilio, así como el de sus empleadores (sin NSS), es necesario que indique su salario mensual, número de compañeros con los que trabaja y cuántos días labora.

Después de ello, obtendrá un formato de pago que servirá para depositar las cuotas que les correspondan a la trabajadora del hogar y a sus empleadores antes del 20 de cada mes.

El último paso es registrarse en la clínica del Imss, esto se puede hacer de forma presencial, por la app o a través de la página oficial.

Para el registro presencial es indispensable presentar el Curp, identificación oficial, comprobante de domicilio, correo electrónico, NSS y una fotografía infantil.

Si es en línea, la interesada deberá proporcionar el Curp, el NSS, el correo electrónico y el código postal.

El funcionario estatal hizo hincapié que durante los 18 meses que dure el programa piloto, el empleador podrá decidir si desea pagar la cuota de su trabajadora del hogar, pero una vez terminado el periodo de prueba este pago será obligatorio pues es un derecho adquirido por ella.

“El empleador pagará lo proporcional, a ellas se les hace un ejercicio personalizado para saber la cuota que deberá pagar su empleador (…) es voluntario por el momento, después será obligatorio”, dijo.

Invitó a todas las mujeres trabajadoras del hogar a inscribirse al programa que lleva como eslogan “Con seguro trabajas mejor”, pues con ello contará con los mismos derechos que cualquier otro trabajador y derechohabiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here