GUANAJUATO, Gto.- Ante la falta de elementos policiacos suficientes para vigilar la ciudad, comités de vecinos han contratado vigilantes comunitarios.

Sin embargo, no todos están regulados por las autoridades, en este caso a través de la Dirección de Seguridad Ciudadana.

Christian Ortiz, director general de Seguridad ciudadana, dijo que en la dependencia cuentan con un padrón de vigilantes comunitarios, y si alguno de éstos incurre en un mal servicio, es dado de baja.

“Contamos con una lista de aquellos que pueden desempeñarse como vigilantes comunitarios, aquellos que por una causa grave dejan de prestar el servicio con algún comité de vecinos anotamos esa excepción y ya no puede laborar como vigilante comunitario”, comentó Ortiz Muñiz

Así, la Dirección general de seguridad ciudadana maneja un padrón de vigilantes comunitarios, cuyos inscritos reciben capacitación para efectuar la vigilancia, en tácticas policiacas, acondicionamiento físico y uso del bastón policial.

De la misma manera, la dirección brinda supervisión al trabajo de los guardias, así como apoyo en caso de alguna emergencia o situación de riesgo.

En el padrón de la dirección hay registrados cerca de 60 vigilantes comunitarios, de los cuales la dependencia se encarga de monitorear que cuenten con uniformes  y les brinda una radiofrecuencia enlazada al centro de atención de emergencias.

Por este servicio cada vecino paga entre 50 y 100 pesos semanales, con los que se le brinda sueldo, equipamiento y en algunos casos seguro social a los vigilantes.

Sin embargo, no todos los vigilantes comunitarios que actualmente realizan actividades están en el padrón.

Son alrededor de diez comités vecinales los cuentan con el servicio de vigilancia comunitaria brindado por particulares o empresas de seguridad privada, sin la supervisión oficial.

En estos casos, advierte la dependencia, la falta de supervisión ocasiona que los elementos no desarrollen su trabajo de manera eficiente, ya que se han dado casos en los que los guardias acuden a laborar en estado de ebriedad o consumen bebidas alcohólicas durante su servicio.

En meses pasados, dos jóvenes fueron detenidos en una de las colonias de la zona de Las Teresas  por ostentarse como vigilantes comunitarios y pedir dádivas a los vecinos.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here