CIUDAD DE MÉXICO. La definición de si continúa o no la construcción de la presa de El Zapotillo, tendrá que esperar.

Al menos así lo refiere la información generada por los asistentes a la reunión en Palacio Nacional, donde se discutió el tema.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo un diálogo con los gobernadores de Jalisco y Guanajuato, por el tema del Zapotillo. Así también con representantes de los pueblos afectados.

En un video difundido en su cuenta de Twitter al concluir la reunión, el gobernador Diego Sinhue, acompañado de su homólogo de Jalisco, señaló, contento, que se acordó con el presidente no demoler la construcción de la presa, y que seguirá el análisis “técnico” de la propuesta que se le presentó, a nombre de ambos estados, acompañados por la Conagua.

El mandatario de Jalisco, señaló que el destino de la presa se decidirá tras haber diálogo entre las partes involucradas.

El presidente dejó en claro que ni iba a derribar la cortina de la presa ni le iba a invertir un peso más, mientras no hubiera una conclusión definitiva.

También se acordó iniciar un proceso de diálogo a través de mesas que serán coordinadas por la Secretaría de Gobernación y Secretaría del Medio Ambiente para buscar alternativas serias al abasto de agua y también a la destrucción de las comunidades de Cañadas de Obregón amenazadas con ser inundadas.

Habrá otro momento para definiciones pero no hoy.

Representantes de las comunidades afectadas calificaron como un logro está reunión, pues deberán ser tomados en cuenta por los gobiernos de Jalisco y Guanajuato para llegar a un acuerdo y buscar alternativas.

Print Friendly, PDF & Email



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here