domingo, mayo 19, 2024

«Tratan de arrinconarme», acusa Iovana Rocha ante auditoría

 

GUANAJUATO, Gto.– Sobre los procedimientos administrativos y civiles que se podrían fincar en su contra por presunta malversación de recursos públicos, la regidora priista Iovana Rocha Cano aseguró que la intención latente es dañar su imagen y arrinconarla para que no aspire a otros cargos públicos.

Respecto a una demanda civil en su contra, dijo que el contralor está adelantado, desfasado y equivocado, ya que ni por asomo es la voz autorizada para dar a conocer lo que legalmente procede.

“Tenemos un contralor deficiente, manipulado y que se está jugando su prestigio profesional para servir a los intereses de algunos de su partido”, esgrimió la regidora.

Y luego arremetió: “Lamento la ineficacia del contralor y el desconocimiento que tiene de la ley, no es la autoridad para instaurarme procedimientos”.

“Le creeré a esta Contraloría el día que instaure un procedimiento o una revisión contra un funcionario del PAN, hoy lo veo como una persecución en mi contra”, agregó.

Este lunes 7, el contralor municipal, Juan Manuel Valdés Fonseca, informó que el órgano a su cargo confirmó irregularidades al concluir la Auditoría Contable y Jurídica que se inició desde la Administración anterior para transparentar el uso de recursos públicos en el Instituto de las Mujeres Guanajuatenses —ahora Dirección de Atención a la Mujer Guanajuatense—, durante los Ejercicios Fiscales 2010, 2011 y 2012, cuando la regidora fungía como titular de la dependencia observada.

Sobre este mismo proceso, Valdés Fonseca refirió que el ex tesorero Carlos Morán y la ex directora de Atención a la Mujer, Alba Carolina Ramírez, “quedaron sin responsabilidad, a criterio de la Contraloría”.

Rocha Cano aseguró que todas las pruebas que presentó la semana pasada fueron rechazadas: “El Contralor dijo: ‘a mí no me toca conocer de esto’”.

“Es un expresión máxima de un órgano que no funciona para lo que debe de funcionar”, espetó.

En su defensa, lamentó que Valdés Fonseca haya tardado más de un año en hacer una auditoría —que a su consideración está “muy mal hecha”— y que además pretenda constituirse en juez, “cuando en realidad no tiene competencia para ello”.

“¡Caray!, ¿tanto tiempo para hacer una auditoría y que esté tan mal hecha?”, cuestionó la ex titular del Instituto de las Mujeres Guanajuatenses.

—Entonces, ¿cree que hay indicios de algo previamente orquestado para generar desestabilidad política? —se le preguntó.

—Hoy lo hay, con un contralor que tarda más de un año en integrar una auditoría que no rebasa las 50 páginas… Y más que el tamaño, la calidad de una auditoría, donde encuentro muy pocas referencias a la ley; un contralor debe juzgar de acuerdo con lo que da por sentado violentaste y para eso debe referir capítulos, artículos y normas, pero no lo encontramos —respondió.

—¿Es más una guillotina que un órgano fiscalizador?

—Es una guillotina, pero con pocos dientes, porque para perseguir, y si ése fuera el objetivo, se debiera tener alguien que conociera la ley como nadie y que usara los mecanismos como nadie…

Últimas Noticias