1.- Dependencias favorecidas

Los diputados aprobaron este fin de semana, el gasto que hará el Gobierno del Estado durante este 2017, cuyos incrementos importantes se centran en el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, así como la Secretaría de Obras Públicas.

Las dependencias más sacrificadas o con serios decrementos presupuestales son: el Instituto de Infraestructura Física Educativa de Guanajuato, el Instituto de Planeación, Estadística y Geografía del Estado, la Secretaría de Turismo, entre otras.

El Gobernador, Miguel Márquez, le apuesta a la asistencia social en el 2017.

Una polémica decisión, sin duda, sobre todo porque en las dos principales dependencias que presentan incrementos millonarios, ya comenzaron un despliegue de promoción con los colores del Partido Acción Nacional (PAN).

Justo esa fue la crítica que hizo la oposición en el pleno de la asamblea legislativa, donde echaron en cara el proselitismo político que hace el Secretario de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez, sin que los consejeros electorales puedan hacer nada, debido a que, según dicen, no existe denuncia formal.

Lo cierto es que la estrategia con rumbo al 2018, ya comenzó a gestarse desde Palacio de Gobierno, pues además de inyectar poco más de 185 millones adicionales al Secretario de Desarrollo Social, los diputados del PAN autorizaron 90 millones de pesos extras al presupuesto de la Secretaría de Gobierno, desde donde se ejecutará prácticamente todo.

De manera importante también aprobaron 300 millones de pesos extras para el DIF del Estado, así como 500 millones de pesos extraordinarios a los mil 100 millones que el gobierno estatal había presupuestado en el ramo de obra pública.

Tal parece que el Gobernador quiere recuperar el mal año 2016 que está por concluir.

2.- Incrementos salariales y deuda pública

Y pretende hacerlo con presupuestos electorales que puedan afianzar, aún más, la bandera de Acción Nacional en la isla azul del bajío, es decir, Guanajuato.

Ya decidió reforzar la Secretaría de Seguridad Pública con 80 millones de pesos más a los 2 mil 350 millones de pesos que le fueron presupuestados este 2016. También incrementó su presupuesto en la Secretaría de Desarrollo Económico y dispuso de manera individual, léase su secretaría particular, unos 4 millones para lo que pueda ofrecerse.

El gobierno mantiene una actitud optimista.

Y cómo no, si tan sólo en el incremento salarial que tendrán los burócratas para este 2017, representará a los ciudadanos un gasto de cerca de 300 millones de pesos extraordinarios, suficiente dinero para mantener prácticamente a cinco universidades politécnicas o becar a miles de alumnos.

El incremente es prácticamente obligatorio y representa el 4 por ciento de la inflación acumulada en el año; pero lo malo de todo, es que diputados, secretarios, directores, jefes de departamento y toda la alta burocracia, también tendrán su ajuste salarial que significa, sólo para ellos, varios miles de pesos.

¿De dónde saldrá ese dinero? De acuerdo a la Ley de Ingresos, es probable que se tome de los millonarios impuestos a la nómina o del impuesto que se cobra a los automóviles nuevos o hasta de los derechos que se cobran en el Puerto Interior.

En el mayor de los casos, se podría tomar de la gran deuda que acumula Guanajuato y que este año asciende a los mil 737 millones de pesos.

Esa es la tendencia, gastamos lo que no tenemos y en programas asistencialistas.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here